La Fórmula Uno  GP de Brasil
¿ Y si  fuera todo arreglado en justa?

<STRONG>La Fórmula Uno  GP de Brasil<BR></STRONG>¿ Y si  fuera todo arreglado en justa?

Mañana, al finalizar el GP de Brasil, sabremos quien será el piloto Campeón del Mundo de la F1. Pero: ¿Quién es el preferido? Después del escándalo de espionaje entre Ferrari y McLaren, y la irracional decisión tomada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), cualquier conjetura es ahora licita. Mas bien, podríamos imaginarnos que la diabólica mente de Bernie Ecclestone, dueño del gran circo, haya escogido un final de película: o sea que ni Hamilton ni Alonso sean campeones…

Pienso que será Kimi Raikkonen el Campeón del mundo de la F1 2007. Sin dudas que alguien me objetará que es mi fe Ferrarista que me motiva a semejante afirmación, ya que entre los tres pretendientes al titulo, el piloto de Ferrari Kimi Raikkonen es el que menos posibilidades tiene.

 Claro está si este 2007 hubiera sido una pugna regular muy probable que la historia fuera otras, pero este campeonato todo ha sido menos que regular. En una disputa correcta Kimi, a siete puntos de Hamilton y a tres de Alonso, tendría muy pocas probabilidades.

 ¿Pero cuántas cosas regulares pasaron en un campeonato amañado por decisiones irracionales?

Después de la discutible sanción que la FIA propinó al equipo McLaren por el caso de espionaje, cada teoría o suposición es ahora licita.

 El 13 de septiembre la FIA sanciona a McLaren quitándole los puntos del Campeonato de Constructores y multándola con 100 millones de dólares por el caso de espionaje. Pero, ilógicamente, le deja los puntos a los pilotos, que dominaban el certamen con monoplazas a decir poco dudosos en su regularidad. ¿Esto ha sido Justo? Para cualquier persona sana en sus juicios parecería que no.

Y es ahí que la diabólica mente de Bernie Ecclestone podría haber parido el compromiso perfecto para sacarle ventaja al escándalo y aumentar el interés del publico a la F1. Claro está con el apoyo del Presidente FIA “Max Mosley”.

Una posible hipótesis: En pocas palabras Bernie le hubiera podido decir al Presidente de McLaren Ron Dennis: “Querido Ron, esta vez la c….. fuera del cajón y te vamos a castigar.

Pero aún quitándote los puntos de constructor, si entramos en un acuerdo te dejamos correr las carreras que faltan así Mercedes y tus patrocinadores no se sentirán engañados, Hamilton y Alonso harán su trabajo y la gente se divertirá. Las condiciones: Es que a final de temporada uno de los pilotos Ferrari  deberá de adjudicarse el titulo de conductores ”.

Para validar ese teórico acuerdo, veamos como pasaron los acontecimientos después de la sanción: En el GP de Bélgica, el bizarro compromiso logró puntual con el doblete Ferrari. En Japón la escudería roja se equivocó en todo haciéndose daño, gana Hamilton. En el GP de China Lewis Hamilton sale de pista a una velocidad ridícula por un profesional de sus capacidades, resultado: Raikkonen logra mantener sus posibilidades para el titulo que se disputará en Brasil. Contribuye a reforzar la teoría la sorpresiva renovación de Ferrari del contrato a Felipe Massa, quien declaró la intención de ayudar a su compañero. Mucho material para no despertar la curiosidad de cómo terminará mañana el GP de Brasil.

Claro está que todo depende si el súper compromiso de la Fórmula Uno es realidad o fantasía? Y ahí tiene que ver si Kimi Raikkönen será o no campeón del Mundo…Solo nos resta esperar hasta mañana….

**

No se puede distraer mientras va conduciendo el auto

Nunca se han preguntado porqué ocurren accidentes en rectas, vías con gran visibilidad, en buenas condiciones climáticas y, en general, en circunstancias favorables.

La respuesta se encuentra en el hecho de que casi el 90% de las causas de los accidentes de tránsito se deben al factor humano y, entre ellas, un gran porcentaje se debe a la falta de atención, o mejor aún, a la distracción de los conductores.

El conductor de un vehículo tiene que estar pendiente de una serie de aspectos durante la conducción: los vehículos que van delante, los semáforos, los peatones, etc., los cuales requieren de toda su concentración, y estar siempre alerta ante eventuales situaciones de peligro.

Sin embargo, cuando conducimos espontáneamente realizamos acciones diversas a la que exige la conducción, aparentemente sin importancia, las cuales nos hacen apartar los ojos de la vía o una mano del volante. Actividades como sintonizar el radio, prender un cigarrillo o buscar algún objeto le pueden quitar “tiempo imprescindible” -que puede ser tan solo de un segundo- durante el cuál no tenemos el control del vehículo. Esto provoca generalmente la desviación de la trayectoria respecto a la ruta ideal, desplazarse a una velocidad inadecuada en relación con el resto de los vehículos, tener distancias de seguridad incorrectas y mayor tiempo de reacción.

Por ejemplo, si un automóvil se desplaza a una velocidad de 60 kilómetros por hora, en un segundo el vehículo recorre 17 metros y, en caso de distracción o perder el control, no se tendrá el tiempo ni el espacio para realizar una maniobra de emergencia.

Un factor importante que provoca distracciones en algunos conductores es pensar en cosas que nada tienen que ver con la conducción, lo cual aumenta el tiempo de reacción del conductor.

Otro hecho que implica una distracción es la utilización del celular.