La derecha presiona a Barack Obama

<P>La derecha presiona a Barack Obama</P>

La derecha más rancia de Estados Unidos, agrupada en el Tea Party, continúa presionando al Presidente Barack Obama para que acepte la solución propuesta por los republicanos al techo de la deuda.

WASHINGTON

AFP. Las costosas guerras, las reducciones de impuestos y la crisis de 2008 son algunos de los factores que hacen de Estados Unidos, primera potencia mundial, se encuentre al borde de la cesasión de pagos, lo que podría afectar gravemente a la economía mundial.

Como el presidente Barack Obama dijo sin rodeos en un discurso a la nación el lunes de noche: «Durante la última década, hemos gastado más dinero del que hemos recibido».

En 2000, el presupuesto federal estadounidense registró un superávit de 236,200 millones de dólares. En febrero de 2011, el gobierno de Obama previó un déficit de 1,6 billones de dólares para el año en curso, una cifra que fue reducida recientemente a 1,3 billones de dólares por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), una instancia no partidaria.

A los demócratas les gusta señalar que el presupuesto federal estaba en superávit cuando Bill Clinton dejó la presidencia de Estados Unidos en enero de 2001 y que el déficit comenzó a elevarse durante la presidencia de su sucesor, George W. Bush. Sin embargo, el propio Bill Clinton se benefició del incremento de impuestos decidido por su predecesor, George H. W. Bush padre, a quien le pudo haber costado su reelección. La «burbuja» en el sector informático también impulsó los ingresos federales del gobierno de Clinton. Y explotó en marzo de 2001 bajo la presidencia de George W. Bush hijo, un año que terminaría con el envío de tropas a Afganistán después del 11 de septiembre.

En 2003, el presidente Bush ordenó la invasión de Irak para sacar a Saddam Hussein, pero se rehusó, con sus aliados republicanos, a aumentar los impuestos. Muchos demócratas fueron llamados a votar sobre la financiación de estos dos conflictos, entre ellos el entonces senador Barack Obama. Por su parte, importantes republicanos ahora defensores de la austeridad fiscal,   apoyaron  la propuesta de George W. Bush.

Las claves

1.  Gastos

Estados Unidos gastó 1,3 billones de dólares en las guerras en Afganistán e Irak en 2011, según un informe publicado en marzo por el Servicio de Investigación del Congreso, otra entidad no partidista.

  2.  Deuda

George W. Bush heredó una deuda de 5.7 billones de dólares. En enero de 2009,   la deuda había crecido 4,9 billones de dólares y   economía   EU sufría la peor  crisis.