La deforestación

La deforestación

La deforestación se conoce como uno de los problemas ambientales más importantes de la isla Hispaniola.

Mediante este complicado fenómeno aliado al fuego, el hacha y modos de vida antiguo se vino eliminando la mayor parte de bosques originales que se poblaron en los ambientes.

Los bosques tropicales de la Hispaniola no pudieron resistir una mentalidad que veía en lo verde y exuberante de sus gigantes árboles aporte a la economía o tierra fértil para cultivar, con esta creencia fueron perdiéndose en diversos periodos sus áreas forestales durante varios siglos.

Como en la actualidad la Hispaniola cuenta con un activo reducido de cobertura vegetal de protección a suelos, ríos, sierras y montañas, nuestro ambiente está sujeto a la embestida directa de las indetenibles fuerzas y energías del calentamiento global y el cambio climático. Las grandes inundaciones vividas seguirán siendo reales.

Debemos seguir en búsqueda prudente de sus causas, efectos, consecuencias y soluciones prácticas para que en la hora cero de nuestros temibles ríos superemos las ideas del bombero malo que en pleno fuego le pisa la manguera a su compañero. Los problemas de la deforestación se pueden resolver con la reforestación sembrando plantas frutales, maderables y cuidando los bosques actuales.

Los antecedentes de la deforestación aparecen con los primeros asentamientos humanos de colonos españoles al oriente de la Hispaniola hace más de quinientos años; más tarde los colonos franceses compraron esclavos en el África y la extendieron al occidente. Los bosques más accesibles del mar Caribe y del océano Atlántico fueron los primeros en ser eliminados.

En la parte oriental de la isla Hispaniola hoy evoluciona la República Dominicana con un estimado de cobertura vegetal cerca del 13%. En la parte occidental evoluciona la vecina República de Haití con un estimado de cobertura vegetal de menos de 2%. El reinado verde de la cobertura vegetal que aportaron los bosques de origen a la superficie terrestre y que protegían los suelos y fuentes de agua es parte del pasado histórico.

¿Cómo creció la deforestación?

En la medida en que se hicieron mayor número de asentamientos humanos próximo a los bosques se vinieron eliminando gradualmente las áreas forestales originales en la superficie de tierra firme, este complicado fenómeno se extendió desde las proximidades de las costas a lo profundo de valles y llanuras para penetrar como un monstruo indetenible a lo más hondo en los corazones de sierras y cordilleras, surtiendo grandes impactos a la ecología y el medio ambiente durante muchos siglos. Por las variedades vivas que habitan el bosque sus plantas, árboles, aves, reptiles, y otros animales silvestre, por su función de protección de suelos, ríos, arroyos, cañadas, los bosques se consideran como los más hermosos ecosistemas terrestres; pero en la manera en que la naturaleza procesa estos ecosistemas hay muchas realidades complejas que no alcanzan a ser comprendidas por la cultura de quienes lo eliminan.

¿Dónde están los bosques eliminados?

La materia viva de un bosque al quemarse se transforma en gas especialmente en dióxido de carbono (Co2). ¿Cómo? Cuando la masa vegetal de los bosques son taladas y encendidas el elemento vivo que más abunda en tallos, raíces, ramas, hojas es el carbono (C)  al efectuarse la combustión o quemado el carbono se combina con el oxígeno atmosférico (O2) formándose el dióxido de carbono.

El Co2 es uno de los gases responsables del calentamiento de la tierra, junto con el metano (CH4), el vapor de agua son los gases de invernadero, al formar la capa de efecto de invernadero que mantienen el calor de la tierra son los causantes del calentamiento global y el cambio climático.