La Cruz Roja pide 3,6 millones de euros para ayudar a las víctimas de Vanuatu

La Cruz Roja pide 3,6 millones de euros para ayudar a las víctimas de Vanuatu

Ginebra.  La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja (FICR) solicitó hoy fondos de emergencia por valor de 3,9 millones de francos suizos (3,6 millones de euros) para ayudar a 60.000 personas afectadas por el ciclón tropical Pam, que ha devastado Vanuatu.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) elevó hoy el número de fallecidos a 11, en coincidencia con los datos oficiales de las autoridades de Vanuatu. Según el Gobierno, 130.000 personas han resultado afectadas por el ciclón, de un total de 277.000.

“Estamos extremadamente preocupados por la seguridad y el bienestar de muchas comunidades afectadas por el ciclón, particularmente en las regiones más remotas del país que sólo son accesibles por barco”, afirmó, citada en un comunicado, Aurelia Balpe, jefa de la FICR en el Pacífico.

“Para un pequeño país como Vanuatu, esto es un desastre mayor que necesita de una respuesta internacional”, agregó. Las autoridades estiman que un 70 % de la población ha sido desplazada y un 90 % de los edificios de la capital, Port Vila, han resultado dañados, pero el impacto completo del ciclón en el archipiélago todavía no se ha podido establecer debido al mal estado de las comunicaciones.

La situación en gran parte de las 80 islas del país todavía se desconoce y se teme que los supervivientes se enfrenten pronto a la hambruna, según alertaron hoy fuentes del Gobierno. Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) anunció hoy que está trabajando en las áreas de asistencia alimentaria, logística y telecomunicaciones para ayudar a las autoridades de Vanuatu.

El PAM afirma en un comunicado que “no parece que se necesite un envío de grandes cantidades de comida”, pero que se ha solicitado a la agencia de la ONU la distribución de material de asistencia y de apoyo en telecomunicaciones. Específicamente, el Gobierno ha solicitado un equipo de satélite para facilitar la comunicación entre las islas, así como apoyo para establecer un sistema de comunicaciones para coordinar la respuesta humanitaria.