La crisis económica interna dentro la NBA es muy grave

La crisis económica interna dentro la NBA es muy grave

HOUSTON. EEUU.  EFE.  El comisionado de la NBA, David Stern, volvió a rechazar las versiones «catastrofistas» que han surgido en los últimos días sobre la crisis económica que afecta a su organización y entre ellas la del entrenador de los Timberwolves de Minnesota, Kevin McHale.

La solicitud de un préstamo de 200 millones de dólares para repartir entre al menos 12 equipos que están teniendo problemas de liquidez en sus finanzas es lo que ha llevado a McHale a expresar que no se puede seguir ocultando la crisis que se vive dentro del deporte y la necesidad de hacer importantes cambios.

Entre ellos, el más urgente, de acuerdo a McHale, es que las grandes estrellas de la NBA y el resto de los jugadores, cuando se tenga que negociar el próximo convenio colectivo, deberán hacer recortes considerables en sus contratos.

McHale, cuyo equipo se encuentra entre los que tienen dificultades económicas y volverá a estar en la lista de los que entren en al lotería para el sorteo universitario, comparó la situación de la NBA con la crisis que se da en las instituciones financieras del país.

«Nos encontramos en la era Fannie Mae, Freddie Mac, de préstamos no-preferenciales, por culpa de los grandes salarios que cobran los jugadores», destacó.

Zoom

El agente

El agente más poderoso que representa a los jugadores de la NBA, David Falk, admitió en declaraciones al periódico «The New York Times», que se avecinaban tiempos «muy difíciles». Falk definió como «muy, muy extremas» las rondas de negociaciones que se den para discutir el nuevo convenio colectivo, que podrían iniciarse a partir del próximo año, si ambas partes no llegan al acuerdo de extender el vigente.