La corrupción, mal endémico de los mandatos del presidente argelino Buteflika

La corrupción, mal endémico de los mandatos del presidente argelino Buteflika

ARGEL. La corrupción ha marcado los sucesivos mandatos del presidente argelino Abdelaziz Buteflika, un mal endémico favorecido por el aumento del precio del petróleo y la fuerte alza de las importaciones.

La justicia ha abierto varias investigaciones, en particular vinculadas con el grupo petrolero Sonatrach, cuyos ingresos se acercan a los 700.000 millones de dólares desde que Buteflika asumió la presidencia en 1999. Estos ingresos han permitido financiar 370.000 millones de dólares de importaciones.

«Los precios del petróleo subieron mucho durante los 15 años de poder de Buteflika. Los beneficios generados por el petróleo han propiciado la extensión de la corrupción», declaró a la AFP el presidente de la Asociación Argelina de Lucha contra la Corrupción (AALC), Djilali Hadjadj.

Según él, «allegados al círculo presidencial y al sistema en general están implicados a diferentes niveles» en dicha corrupción. Hadjadj estima que los sobornos que se cobraron en una serie de contratos representan entre 50.000 y 60.000 millones de dólares.