LA CONTRA

LA CONTRA

El contrato
Si la empresa que regentean los hermanos Díaz (Gerardo y El Toro) quieren mantener preso a Héctor Acosta sacando al aire el contrato que este tiene con esa empresa, puede hacerlo.

Pero, que tomen en cuenta que la sociedad dominicana, la prensa, sus medios y el público que se ha granjeado El Torito durante todos estos años, no va a apoyar ningún boicot en su contra.

Ninguna de las partes ha dicho toda la verdad de lo que acontece detrás de este constante malestar que ha amenazado una y otra vez contra la solidez de Héctor Acosta y Los Toros Band.

Hay algo entre macuto que hay que sacar a la luz…. Puede ser un dinerito –no pagado, anhelado, inclumplido-, pero tienen que decirlo.

Por qué ahora

La pregunta es la misma.  Si Jennifer Aniston amaba tanto a su Brad Pitt, por qué nunca salió embarazada, si ella sabía que eso era lo que el artista más anhelaba.

Tanto era así, que se fue, luego de 5 años de matrimonio con ella, detrás de Anjolina Jolie y todo por los niños que esta tiene adoptados.

Muy lindo se ve el rubio de Hollywood con esos niños asiáticos que asumió como suyos su amada y sensual nueva compañera.

Pero, mucho más, cuando esta, salió embarazada de él.  Por qué de él y no de otro.  Por qué ahora y no antes… Eso es amor!!!

Que pague El Buen Pastor

Los que apostamos a que Santo Domingo, la República Dominicana, se convierta en un país mimado de los directores de cine internacionales estamos muy contentos con todas las estrellas que han estado en nuestro suelo.

Los hemos perseguidos como papparazzi y nos hemos enorgullecido de que hayan estado y grabado donde quiera que lo hicieron, eso no se cuestiona.

Lo que si nos extraña es que a mas de dos semanas de haber terminado el filme, aún la empresa del admirado y talentoso Robert De Niro no haya cumplido con sus compromisos monetarios adquiridos con empresas y empleados que le ofrecieron sus servicios.

Pasa, que los dominicanos “con nuestra buena fe” aceptamos trabajar y ofertar nuestros servicios, sin firmar contratos, porque es una gran distinción aparecer aunque sea de extra en una película de De Niro.

Ahora que la mayoría se fue y que casi todos han cobrado sus chelitos, se alzan unas voces protestando… NO NOS QUIEREN PAGAR!!!

Es ahora cuando más falta hace la famosa Ley de Cinematografía, tan cacareada y deseada y que sin embargo ni desde “la voluntad del poder” se ha podido hacer.