La cocina de hoy

La cocina de hoy

Una untadita, por favor
¿A quién no le gusta una untadita de mantequilla en un rico y tostadito pan? Es como si fuese el toque final de ese pequeño “pecado” culinario.

El propósito de usar mantequilla en la cocina puede ser diverso, desde proporcionar grasa a platos que deben ser preparados en la sartén, moldes para el soufflé, base para salsa o para dar sabor a las galletas y diversos pasteles.

Este es un alimento  rico en grasas saturadas, colesterol y calorías, por lo que es recomendable para deportistas o personas que requieran un importante consumo energético.

Existen varios tipos de mantequilla, que se distinguen en  ácida, que es antes de la acidificación de la crema y la dulce, que es la tradicional; se forma  tras la acidificación de la crema.

La mantequilla o manteca, como es denominada en otros países, es el resultado final de la emulsión de agua en grasa obtenida como resultado del desuero, lavado y amasado de los conglomerados de glóbulos grasos que se forman por el batido de la crema de leche y es apta para consumo, con o sin maduración biológica producida por bacterias específicas.

Este es un alimento  rico en grasas saturadas, colesterol y calorías, por lo que es recomendable para deportistas o personas que requieran un importante consumo energético.

Existen varios tipos de mantequilla, que se distinguen en mantequilla ácida, que es antes de la acidificación de la crema y la mantequilla dulce, que es la mantequilla tradicional y es la que se forma luego de  la acidificación de la crema.

Recetas

Receta de tomates rellenos con queso

Ingredientes:

8 tomates medianos

8 cucharadas de queso rallado

200 gramos de jamón

2 yemas de huevo

8 dados de mantequilla

Pimentón dulce

Sal

Pimienta

Preparación:

Corte el tercio superior de los tomates, de manera transversal, para luego usarlo como tapa. Vacíe el tomate. Mezcle sal, pimienta y pimentón y frote con esto el  interior de los tomates. Espolvoree  con queso rallado por dentro. Corte jamón en daditos y  colóquelos sobre el queso. Bata las yemas y  viértalas sobre el jamón. Unte mantequilla en los tomates y póngalos  en el borde de la parrilla por 10 minutos.

Pan de nueces

Ingredientes:

350 gramos de harina

350 gramos de mantequilla

1 huevo

200 gramos de azúcar

1/4 de litro de leche fría

4 cucharaditas de levadura en polvo

2 cucharadas de anís dulce

3 cucharadas de aceite de oliva

100 gramos de nueces peladas

100 gramos de pasas

Preparación:

Mezcle el huevo, azúcar y mantequilla hasta obtener una mezcla homogénea. Añada leche, levadura, anís, aceite y harina. Remover  hasta  eliminar los grumos y agregue nueces y pasas.

Lleve al horno a 180 grados durante 40 o 45 minutos.

Cómo elegirla

Elegir la mantequilla para su consumo y el de su familia no debe de ser un asunto complicado. Pero siempre es bien sabido que mientras más fresco, mejor, por lo que es recomendable que verifique la fecha de vencimiento del producto antes de su compra. No se deje llevar por ofertas y promociones que sólo tratan de sacar mercancía atrasada.

Cómo conservarla

Para conservar la mantequilla se le puede añadir sal o no, obteniendo mantequilla salada o dulce según el caso. Si es  la que es  salada se conserva de mejor forma.

 También, la mantequilla es capaz de absorber los olores fuertes de sus alrededores.

Es  por esta razón, que  se recomienda  guardarla  en la nevera dentro de recipientes cerrados y lo más alejados de la luz que a usted le sea posible.

Cómo manipularla

El propósito de usar mantequilla en la cocina puede ser una actividad muy diversa.

 Esta diversidad va desde proporcionar grasa a platos que deben ser preparados en la sartén, moldes para el soufflé, base para salsa o para dar sabor a las galletas, postres, dulces, bollos   y diversos pasteles.

Qué tomar

Banana Shake

Ingredientes:

2 onzas de crema de

licor de banana

2 onzas   de vodka

Una onza de  leche condensada

Hielo semi picado

Preparación:

Mezcle los ingredientes y sirva. ¡A disfrutar se ha dicho! se le puede agregar vodka y leche condensada.

Consejos

Guardar la mantequilla en su recipiente o envoltorio inicial, no emplear papel de aluminio como envoltorio, el contacto directo de las grasas de la mantequilla con el metal provoca su inmediata oxidación, en particular en las mantequillas saladas.

Las zonas de la mantequilla expuestas a la luz y al aire suelen tener un color  más amarillento o incluso translúcida, estas zonas deben evitarse ya que su sabor es rancio. En estos casos basta con quitar estas zonas, el resto de la mantequilla es comestible.

Para que la lechuga pierda su aspecto mustio y sea más crujiente para la ensalada, guárdela en un recipiente con agua fría y añada el zumo de medio limón por cada lechuga, déjela reposar una media hora en un lugar fresco, escúrrala bien y sírvala.

Si se le va la mano con el vinagre en la ensalada, coloque una bola de miga de pan entre los ingredientes para que absorba todo el exceso. Agregue un poco más de aceite de oliva y sea prudente con la sal.

Para remover la grasa difícil de una sartén, simplemente agregue unas gotas de jabón y suficiente agua para cubrir el fondo y llévelo al fuego hasta que hierva.

Rocíe con aerosol vegetal los recipientes de plástico antes de colocar salsas con base de tomates, así evitará las manchas.

Utilice poca mantequilla al cocinar los alimentos. Si opta por usar mantequilla, consuma  alimentos bajos en grasa para equilibrar la dieta.

La cura en casa

Salvia, contra la bronquitis

Existen muchas personas que desconocen la existencia de una planta llamada salvia. Esta es un género de plantas de la familia de las labiadas, denominadas comúnmente salvias.

 Generalmente el término salvia hace referencia a la Salvia officinalis, una especie de gran interés por sus propiedades curativas como desinfectante y febrífugo. La salvia L. (Linaceae) representa  sobre 900 especies y se distribuye extensamente en varias regiones del mundo, como Sudáfrica, América Central, Sudamérica, y Asia Sur-Oriental mediterráneas. Las plantas son típicamente de 30-150 centímetros de altura, herbáceas o suffruticose, y el perennial, raramente bienal, o anual, con las flores atractivas en varios colores.

El término ‘salvia’ proviene de la palabra latina ‘“salvare”, que significa “curar”. En la antigüedad se utilizaban las especies de salvia puesto que servía para curar más de sesenta diversas dolencias que van de dolores en el cuerpo a la epilepsia, y tratar principalmente resfrios, bronquitis, tuberculosis, hemorragias, etcétera.

La salvia tiene usos ornamentales, medicinales y gastronómicos, empleándose como condimento.

Algunas  sugerencias para un correcto uso de la salvia son las siguientes:  

En infusión, como tónico digestivo y emenagogo; también para lavar heridas y detener la lactancia.

 Se prepara con tres tazas de agua hervida y tres cucharaditas de la planta seca. Se deja reposar y se beben tres tazas al día.

Si sufre de afecciones de garganta y encías, prepare como infusión y use en gárgaras, tres veces al día.

Para combatir el sudor, se prepara dejando en remojo, durante una semana, medio litro de alcohol de 70° y 50 gramos de salvia seca; es necesario revolver a diario.

 De este medicamento, se toman 50 gotas en total. Una o dos veces al día.