La actualidad de Josué de Castro

La actualidad de Josué de Castro

AMPARO CHANTADA
Cuando leí… “En realidad, el subdesarrollo no es la ausencia de desarrollo sino la consecuencia de un modelo universal de desarrollo equivocado. El subdesarrollo es el producto de una mala utilización de los recursos naturales y humanos…

Sólo a través de una estrategia global de desarrollo, capaz de movilizar a todos los factores de producción en favor de la colectividad podremos eliminar el subdesarrollo y el hambre de la faz de la tierra”, entendí lo que significaba la palabra “desarrollo” y como el hambre, no es más que la expresión de la opresión.

Pero cuando seguí leyendo: “En la actualidad, la dinámica económica está en relación directa con la cantidad y calidad de ese factor de producción: el hombre, motor de la máquina económica.

En esta nueva óptica del desarrollo, son la enseñanza, la educación y la formación humana la que deben constituir la inversión previa, que será probablemente la más rentable.

En la concepción de una nueva política o de una estrategia global del desarrollo hay tres fines que se imponen como esenciales:

1) Luchar contra la persistente tendencia al desequilibrio exterior de las relaciones comerciales entre el mundo subdesarrollado, productor de materias primas y de productos básicos, y el mundo industrializado, donde se fabrican los productos terminados.

2) Luchar contra el déficit del ahorro, que en los países del Tercer Mundo está estrangulado por el endeudamiento con los países extranjeros.

3) Luchar contra la vulnerabilidad a las intrusiones periféricas de la economía de los países que reciben ayuda”, entendí que las hambrunas se “provocan”.

Josué de Castro sigue vigente tras haber pasado 60 años de su extraordinario libro “Geografía del hambre” y haber sido investido de un doctorado “Honoris Causa” en la Universidad de Santo Domingo en 1945.

Pero aparentemente, ningún político dominicano leyó su libro.