Klose quiere ser máximo goleador historia mundial

Klose quiere ser máximo goleador historia  mundial

BUENOS AIRES. Cuando Miroslav Klose marcó a los 44 minutos del segundo tiempo el cuarto gol de la Selección de Alemania ante Argentina en los cuartos de final de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, no sólo le dio el pasaje a su equipo para las semifinales por tercera Copa consecutiva, sino que también alcanzó la marca de Gerd Müller como el máximo goleador alemán en Mundiales. Con 14 anotaciones mundialistas, el atacante nacido en Polonia se metió en la historia grande sin demasiadas estridencias, tal como es su forma de jugar.

En Brasil 2014, Klose está ante una oportunidad gigantesca: podría convertirse en el máximo artillero de la historia de las Copas del Mundo. Sólo está a un gol del brasileño Ronaldo y, si se recupera a tiempo de una lesión muscular y llega en condiciones al 12 de junio, las posibilidades de romper ese récord son muchas.

En su debut mundialista, el actual jugador de Lazio dejó en claro que llegaba al gran torneo para dejar una huella. Marcó tres tantos en la goleada 8-0 de Alemania sobre Arabia Saudita en Japón-Corea 2002. Luego, convirtió dos más en la primera fase y finalizó el torneo asiático con cinco conquistas. Cuatro años más tarde, en casa, marcó dos goles en el partido inaugural contra Costa Rica, dos ante Ecuador y uno frente a Argentina en los cuartos de final. Así, se coronó como el máximo goleador de Alemania 2006, con cinco gritos.

En Sudáfrica, sumó cuatro anotaciones más: frente a Australia en el primer juego de su equipo, contra Inglaterra en octavos y los dos a Argentina, su rival favorito, en cuartos. Así, alcanzó a la marca de uno de los goleadores más impresionantes de todos los tiempos: Gerd Müller. Si no hay cambios y, repetimos, llega en buenas condiciones físicas al encuentro del 16 de junio contra Ghana en Natal, Klose podría romper el récord histórico ese mismo día.

El delantero de Lazio es un futbolista con perfil bajo, casi subterráneo. Nunca se habló demasiado de él y pasa despercibido en todos lados, excepto en el área, claro está. Allí es donde hace diferencias. No es el típico centroatacante alemán «panzer», pero tampoco forma parte de esta nueva generación de cracks teutones habilidosos y rápidos. Es un híbrido entre ambos tipos de jugadores y tiene un arma casi infalible: el cabezazo. Así marcó la mitad de sus goles.

ZOOM
Actuaciones
En Mundiales, Miroslav Klose ha disputó 19 encuentros y marcado 14 goles. Remató en 56 ocasiones, 26 de las cuales fueron disparos al arco. Convirtió siempre desde adentro del área y 5 de sus conquistas fueron dentro del área chica. Alemania nunca perdió si él convirtió y sus goles sirvieron para lograr la clasificación a dos semifinales, lo que pone en evidencia la calidad de este jugador.