Julio Franco no escucha especulaciones
y se concentra en producir para Bravos

Julio Franco no escucha especulaciones <BR>y se concentra en producir para Bravos

POR ENRIQUE ROJAS
MIAMI, Florida. – El dominicano Julio Franco dice que seguirá en el béisbol hasta los 50 años de edad y que solo una fuerza mayor podrá pedirle dejar el deporte que tanto ama. «Me retiraré cuando Dios quiera», dijo Franco al conversar con redactores de HOY antes del partido de ayer entre los Bravos de Atlanta y los Marlins de La Florida en esta ciudad.

Manifestó que quiere jugar hasta los 50 años de edad, pero que ningún hombre (gerente general) lo sacará del juego.

«Lo más importante de todo es que en los últimos cinco años no he dado señales de decadencia», indicó.

Esta temporada Franco tiene promedio de .275 aunque en la última semana ha bateado para .333, incluyendo un jonrón y un triple en partidos que ha decidido con su producción.

«La primera señal de decadencia en un bateador es la vista y yo tengo la mía como cuando comencé mi carrera», señaló el veterano jugador.

Manifestó sentirse cansado de las constantes comparaciones que se hace con su producción y su edad.

Franco es actualmente el pelotero más viejo de las Grandes Ligas con 46 años y 10 meses y esta temporada ha implantado varias marcas para peloteros con edad avanzada.

Dijo que no juega por dinero sino por amor al béisbol ya que eso es lo que sabe hacer. Dio, además, gracias a Dios por brindarle la oportunidad de desempeñarse en las mayores.

SOBRE LA FAMA

En los últimos tiempos se ha iniciado una pequeña campaña para favorecer al japonés Ichiro Suzuki, de los Marineros de Seattle, para que una vez se retire se consideren sus números para la inmortalidad.

De darse esa situación, el dominicano Franco sería un candidato ideal, habiendo dividido su tiempo en las mayores con varias estancias en Asia y México.

«Sería bueno llegar a Cooperstown, pero no lo es todo, quiero que mi legado permanezca en las mayores. Estoy en el Salón de la Fama de Cristo, y eso es lo más importante», añadió.

Franco tiene 2,490 hits en su carrera, pero entre 1998 y el 2001 se mantuvo fuera del béisbol de los Estados Unidos, pasando por México, Corea, Japón y Taiwán.

Sobre sus condiciones en el plato, Franco indicó que tiene una ventaja contra los lanzadores porque es un pleito de cuatro contra uno.

«Cuando estoy en el plato somos la Madre, el Hijo, el Espíritu Santo y yo contra un lanzador. Además tengo un gran corazón y eso ayuda bastante», señaló.

Muchos analistas opinan que de no haber perdido ese tiempo, estaría llegando a los 3,000 indiscutibles en su carrera, cifra que prácticamente asegura el Salón de la Fama.

JUGARIA POR RD

Sobre una posible participación en el Clásico Mundial de Béisbol, Franco afirmó que le gustaría jugar para la República Dominicana si es convocado por los organizadores.

«Me gustaría jugar por mi país. Claro que sí», señaló Franco.

Franco debutó en las mayores en 1982 con los Filis de Filadelfia y ha jugado con siete organizaciones diferentes.

En 1991 ganó el liderato de bateo con los Vigilantes de Texas en una temporada en la que bateó para .341.