Jueces: no acepten sobornos

Jueces: no acepten sobornos

POR DIEGO PESQUEIRA
El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, pidió ayer a los jueces enfrentar la corrupción y el narcotráfico sin temor y les advirtió que no pueden dejarse sobornar. Mientras que el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, exhortó a los jueces a mantener la unidad y la independencia del poder Judicial, siempre bajo la protección de Dios.

«No aceptar sobornos, porque el soborno cierra los ojos de sabios y corrompe las palabras del justo», manifestó De la Rosa y Carpio en una homilía en una misa en la Iglesia Nuestra Señora de La Paz del Centro de los Héroes con motivo del octavo aniversario de la elección de los jueces de la Suprema Corte de Justicia.

Estimó el Arzobispo de Santiago que los jueces deben actuar sin miedo, sin influencias y seguir hacia delante en la administración de justicia sin distinción de personas.

De la Rosa y Carpio planteó que el soborno está dondequiera, «en las puertas de las casas y a la orden del día» y que se ejerce de diferentes formas, con el poder político y con palabras.

«Una sociedad que se ha materializado tanto, una sociedad donde el dinero pesa tanto, una sociedad en la que las personas son juzgadas por lo que usan, por lo que dicen, por los vehículos que tienen, por el dinero que tienen en los bancos; la tentación del soborno es grande», precisó.

A su juicio los jueces no pueden temer al administrar justicia y circunscribir sus acciones a la verdad y sin influencia de ningún género.

Se quejó de que en la pasada administración, las autoridades se creían dueñas de la justicia, «con potestad de sacar de la cárcel a quien quisiera».

«Vivimos también la época en que en los últimos años, el partido en el poder se sentía ser el dueño de la justicia. El partido que estaba en el Poder quería que si uno de sus adeptos, de sus partidarios, caía en la cárcel él se sentía con todo el derecho, por encima de la justicia, por encima de sentencias y por encima de la Policía, de sacar ese hombre o esa mujer», agregó De la Rosa y Carpio.

Sobre el narcotráfico, estimó que los jueces no pueden temer al poder de los traficantes de drogas, aunque reconoció que en otras naciones se han registrado muertes de magistrados.

«El narcotráfico tiene un gran poder y el narcotráfico ejerce su poder de muchas manera. Ustedes han oído en tantas ocasiones como jueces han sido eliminados porque dictaron una sentencia en contra de un narcotraficante», aseguró.

En la misa estuvieron presentes, además de Subero Isa, los demás jueces del tribunal, así como autoridades civiles y militares.