Jabs y Rectos
Proyectan el futuro de Félix Díaz

<STRONG>Jabs y Rectos<BR></STRONG>Proyectan el futuro de Félix Díaz

Félix Díaz, nuestro primer medallista de oro olímpico acaba de dar un paso importante  en su vida desde que decidió  abrazar el boxeo profesional.

 A la luz de muchos dominicanos, el joven peleador dio un paso trascendental en su carrera como atleta, y yo creo que sí.

Lógicamente, aunque respaldo su decisión,  no creo que él pueda llegar muy lejos en su carrera como profesional.

Pero defiendo el hecho de que logró un buen contrato, que sumado a  los millones que recibió por el oro de Beijing se convierte en el boxeador que más dinero ha conseguido (junto) en la historia del boxeo local. Según lo que se ha informado, este muchacho recibió 100 mil  dólares por firmar con una compañía europea, q         ue traducidos a pesos  son más o menos   3.75 millones de pesos, lo que confirma lo del párrafo anterior. Pienso  que Félix no es tan buen peleador como lució en Beijing,  creo que llegó allí porque el destino le tenía algo guardado y lo supo aprovechar. Nunca estuvo en  los planes de medalla de la Federación,  jamás los directivos lo dieron entre sus favoritos, se hablaba de otros de sus compañeros  nunca de él, pero ganó y eso es lo importante. No tengo dudas de que la buena suerte y su coraje fueron ingredientes que lo ayudaron a convertirse en el héroe que es hoy. Desde ahora lo que hará en el boxeo profesional debe hacerlo ya, porque él no tiene tiempo que perder  y en el boxeo la  juventud es un aspecto fundamental cuando se comienza

Particularmente creo que Félix  no llegará lejos, aunque me da igual porque el boxeo es una “mafia”, pero me parece que no es un hombre de sacrificio, no es muy amante del  gimnasio y es poco trabajador, quizás pueda cambiar esa imagen. Félix tiene ahora las cuatro herramientas que son.  Fama,  salud, dinero  y  amor. ¿Y es fácil  coger castigo de otro tipo cuando se está tan cómodo? Todos sabemos que la  vida de este muchacho cambió de manera radical, al extremo que se convirtió en un soltero codiciado, cambió radicalmente su figura, anda bien “montao” y ya probó la miel del dinero y la fama.

 Se agrega, que su cuerpo no soporta  el peso con que ganó en los Juegos Olímpico y mientras sube de categoría  más difícil se le hace lograr el éxito. Si yo estuviera cerca  le recomendaría lo siguiente; primero que se ponga a estudiar, que organice  su vida  en sentido general,  y que deje de pelear  que él ya no tiene necesidad.

De seguir  peleando puede conseguir más dinero, pero también   puede encontrar la muerte o quedar con serias lesiones en su anatomía. Esa ha sido la historia de la mayoría de los boxeadores locales, busquen los 13 campeones mundiales que registramos y vean. Eso es el boxeo, trampa, mafia y muerte.