Israel expulsará  unos 400 niños “por no ser judíos”

Israel expulsará  unos 400 niños “por no ser judíos”

Jerusalen.  Telesur.  El Gobierno de Israel dispuso la expulsión de unos 400 niños hijos de inmigrantes que se encuentran en el país una vez culminen las fiestas de celebración del Año Nuevo judío que comienza el miércoles. La razón esgrimida por Israel: «esos niños no son judíos».

El ministro del Interior israelí y líder del ultrarreligioso partido Shas, Eli Yishai, fue el promotor principal de la controversial medida al considerar que la presencia de esos niños es un «fenómeno que amenaza la totalidad de la empresa sionista».

Yishai agregó que «hay que decirles adiós, se terminó la excursión. Todos tienen que regresar a su país» al tiempo que duramente acusó a los padres de usarlos «como escudos humanos».

La arbitraria disposición fue aprobada en agosto pasado por el gabinete del premier Benjamín Netanyahu y que en un principio afectaba a mil 200 hijos de trabajadores extranjeros no judíos, procedentes en su mayoría de Filipinas, Tailandia y países de África como Sudán o Egipto.

Después de varias revisiones y apelaciones a la imposición, se estableció que 400 niños serían enviados de regreso a los países de origen de sus familias, sin importar que los menores hayan nacido en Israel, pues aún así no son considerados judíos.

A los 800 restantes se les permitirá quedarse mientras comprueban que cumplen con algunos requisitos exigidos por el Gobierno.

En tanto, el Ministerio del Interior dispuso un lapso de 30 días para «dar tiempo» a los menores que salgan del país y se conoció que una vez culminado el plazo estimado, se recurrirá a métodos más drásticos con la Unidad Oz, brazo armado de la Policía.