Irán negocia con Europa; Jatami lanza amenaza

Irán negocia con Europa; Jatami lanza amenaza

GINEBRA (AFP).- Las negociaciones entre europeos e iraníes sobre el programa nuclear de Irán proseguían este miércoles en Ginebra, por segundo día consecutivo, mientras en Teherán el presidente Mohammad Jatami lanzaba una advertencia a Estados Unidos y los europeos.

   La secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice había criticado este miércoles en Bruselas la actitud de los tres países europeos –Francia, Alemania y Gran Bretaña– que negocian con Irán en nombre de la Unión Europea, opinando que no habían señalado con claridad a Teherán la amenaza de sanciones de la ONU.

   Por su parte el presidente iraní Mohammad Jatami hizo este miércoles una severa advertencia a los europeos en relación al dossier nuclear, opinando que su país está siendo sometido a una «guerra psicológica».

   «Si sentimos que ustedes no respetan sus compromisos (…) entonces adoptaremos otra política y las pesadas consecuencias de esta política incumbirán a los que no respetaron sus compromisos», dijo Jatami a la intención de los europeos, en un discurso en Teherán, con motivo del 26 aniversario de la Revolución.

   «Si las otras partes (europeas) no respetan sus compromisos, nosotros no respetaremos en nada los nuestros», añadió, según la televisión estatal.

   Jatami acusó a Estados Unidos, sin nombrarlo, de someter a su país a una guerra psicológica, advirtiéndole contra cualquier intento de ataque.

   «Los que hacen sonar los tambores de la guerra y lanzan una guerra psicológica contra Irán deben saber que el pueblo iraní no permitirá jamás que los agresores pisen su suelo», dijo, añadiendo que «pero si eso ocurriese, los agresores arderán en el infierno de la cólera del pueblo».

   «No creo que nadie le ha dicho a los iraníes las cosas con la claridad necesaria», había afirmado Rice a la cadena de televisión norteamericana Fox News. «La comunidad internacional tiene que decirle muy claramente a los iraníes que es inaceptable la creación de un arma nuclear con el pretexto de desarrollar la energía atómica civil», añadió.

   París, Londres y Berlín quieren que Teherán desmantele su programa de enriquecimiento de uranio a cambio de una cooperación tecnológica y comercial. El uranio enriquecido puede ser utilizado para fabricar una bomba atómica o hacer funcionar una central nuclear civil.

   Estados Unidos afirma que apoya esta iniciativa diplomática de la Unión Europea, pero no participa en ella.

   En noviembre pasado Irán aceptó suspender todas sus actividades de enriquecimiento de uranio, pero desea que esta suspensión sea sólo temporal.