IRAK
Ola violenta deja más de 90 muertos

IRAK <BR><STRONG>Ola violenta deja más de 90 muertos</STRONG>

Bagdad (EFE).- Más de noventa personas murieron y decenas más resultaron heridas de diversa gravedad en la oleada de violencia que azotó ayer distintas zonas de Irak, informaron responsables oficiales y fuentes de seguridad locales. El incidente que arrojó el mayor número de fallecidos -veinte soldados iraquíes y cincuenta hombres armados- se dio en enfrentamientos librados por militares estadounidenses e iraquíes, por un lado, y milicianos chiíes, por el otro, en la ciudad de Diwaniya, a doscientos kilómetros al sur de Bagdad, precisó el portavoz del ministerio de Defensa, Muhammad al Askari.

 En una entrevista con el canal Al Hurra Al Iraq aseguró que los combates, en los que participaron milicianos del Ejército del Mahdi, encabezado por el clérigo radical chií Moqtada Al Sadr, comenzaron anoche y se prolongaron hasta esta mañana.

El origen del choque fue el arresto de un jefe de ese grupo armado por parte de soldados iraquíes, explicaron a Efe fuentes de la oficina de coordinación de seguridad iraquí-estadounidense.

“Después de que los intentos para liberarle fracasaran, miembros del Ejército del Mahdi atacaron una base de la Guardia Nacional en la ciudad con proyectiles de mortero”, revelaron las fuentes.

“Los enfrentamientos continuaban esta mañana pese al toque de queda impuesto en la ciudad”, capital de la provincia de Al Qadisiya, informó un portavoz municipal.

Debido a la gravedad de la situación -agregó la fuente- “las tropas estadounidenses en la ciudad intervinieron, por lo que los milicianos chiíes también atacaron también un campamento militar del Ejército de EEUU en la provincia”.

El segundo incidente más mortífero ocurrió en Bagdad, donde al menos quince personas murieron y 35 más resultaron heridas en un atentado suicida en las inmediaciones del ministerio de Interior en Bagdad, informaron fuentes policiales iraquíes.

Según su relato, el atentado se perpetró en una de las entradas a la sede del ministerio, en el este de la capital, alrededor de las 10.30 hora local (06.30 GMT).