Invertirá US$300 MM en rehabilitación redes y reducción de pérdidas energía

Invertirá US$300 MM en rehabilitación redes y reducción de pérdidas energía

La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) iniciará en los próximos días la segunda etapa del Programa de Rehabilitación de Redes y Reducción de Pérdidas, que con una inversión superior a los US$300 millones impactará 64 circuitos y beneficiará a cerca de 700 mil usuarios.

Esta segunda fase cuenta con el respaldo de las entidades financieras multilaterales, a lo que se suman los programas propios de las distribuidoras de electricidad, y procura además la rehabilitación de 3,669 kilómetros de redes de distribución, la sustitución de medidores convencionales por telemedidores a 334,556 clientes.

Todo esto tendrá un impacto de más de 6 puntos porcentuales en la reducción de las pérdidas globales de las distribuidoras.

La CDEEE y las empresas distribuidoras lograron cerrar la primera fase del programa el pasado año beneficiando a cerca del 60% de los usuarios del servicio eléctrico que han visto que sus circuitos han pasado de un estado crítico a ofrecer 24 horas continuas de electricidad.

Al finalizar el 2015, la actual gestión de la CDEEE había logrado ejecutar 311 proyectos de rehabilitación, con 3,772 kilómetros de la red de distribución rehabilitados; 377,164 clientes normalizados, 296,376 usuarios convertidos en clientes y 228,653 clientes telemedidos, para sumar un total de 361,747 con medición remota, con una inversión de US$261.6 millones.

El Programa de Rehabilitación de Redes y Reducción de Pérdidas, segundo eje del Plan Integral para el sector eléctrico de la CDEE, cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo OPEC para el Desarrollo Internacional (OFID), el Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversión (BEI).

Gracias a este programa, el 55% de los circuitos, 412, y el 56% de los clientes, 1,155,520, disfrutan de 24 horas de electricidad.

Además del componente comercial, con el que se busca mejorar los indicadores económicos y financieros de las distribuidoras de electricidad, este programa cuenta con un componente social con el cual se trata de garantizar su sostenibilidad, creando conciencia entre los clientes del servicio eléctrico sobre la importancia de pagar y evitar el fraude, y se les enseña a dar el mejor uso y a evitar el desperdicio.

Mediante estas acciones se ha logrado reducir significativamente las pérdidas, especialmente en circuitos de los barrios pobres y de zonas rurales y suburbanas en las que antes prácticamente nadie pagaba.

Es el caso de comunidades como Tamboril, de Edenorte, en la que las pérdidas pasaron de un 50% a un 9.5%. En las comunidades de El Palmar de Engombe y La Gloria, ambas de Edesur, las pérdidas bajaron de 81% a 25.5% en el primero y a 19.7% en el segundo. En el caso de Edeeste se puede mencionar los sectores de Borojol y Villa Francisca, del Distrito Nacional, donde las pérdidas se redujeron de 45% a 10.3%, y como estos hay numerosos barrios urbanos y comunidades del interior.

Además, se han invertido 30.57 millones en la construcción de diez subestaciones y la repotenciación de otras 27.