Inversionistas muestran apetitos bonos de Francia

Inversionistas muestran apetitos  bonos de Francia

Los inversores en su deuda pública demostraron ayer un gran apetito por los bonos de Francia, lo cual revela un espaldarazo en materia de confianza al nuevo gobierno de Emmanuel Macron.
La respuesta del mercado a una emisión sindicada de obligaciones a 30 años no ha podido ser más entusiasta. Antes incluso de abrir oficialmente los libros de peticiones la demanda superaba los 18.000 millones de euros. Unas horas después la cifra superaba con claridad la barrera de los 30.000 millones de euros.

Las peticiones triplican el importe que tenía previsto adjudicar Francia, 7.000 millones. Esta avalancha ha permitido abaratar el coste de la emisión de la nueva referencia a 30 años, con vencimiento en mayo de 2048. La prima respecto a las anteriores obligaciones de referencia a 30 años, con vencimiento en mayo de 2045, se ha reducido a 12 puntos básicos. En el mercado secundario la deuda francesa a 30 cotiza .