Insisten Irán continúa actividades nucleares

Insisten Irán continúa actividades nucleares

VIENA (AFP) – La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) señaló este viernes que Irán mantiene actividades nucleares sensibles, en un informe que podría llevar el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU y acarrear sanciones a la república islámica, que considera que el informe contiene críticas motivadas políticamente.

La AIEA reclama nuevamente «plena transparencia» de parte de Irán, ya que la agencia «todavía no puede luego de dos años y medio de inspecciones e investigaciones intensas, aclarar ciertas cuestiones en suspenso», según este reporte a los 35 Estados del Consejo de Gobernadores (órgano ejecutivo) del organismo.

Irán anunció el 8 de agosto que retomaba sus actividades de conversión de uranio, suspendidas desde noviembre de 2004 en virtud de un acuerdo con la Unión Europea.

Hasta el martes, «alrededor de 4.000 kilos» de mineral de uranio fueron introducidos en el proceso de conversión a gas en la planta de Ispahan, en el centro de Irán, según el informe del jefe de la AIEA, Mohamed ElBaradei, del cual obtuvo una copia la AFP.

El Consejo de Gobernadores pidió el 11 de agosto que Irán retome la «suspensión voluntaria» de estas actividades, y pidió a ElBaradei que entregara un informe de situación el 3 de setiembre.

El documento confirma asimismo que Teherán no retomó el enriquecimiento propiamente dicho de uranio, una etapa posterior, que permitiría producir combustible nuclear apto para ser utilizado en una bomba atómica.

Irán estimó el viernes que el informe de la AIEA contiene críticas hacia la república islámica que están motivadas políticamente.

«Las críticas en el informe no son legales ni técnicas», declaró el jefe del programa nuclear iraní, Ali Larijani, a la televisión estatal. «No creemos que este aspecto político sea importante. Continuaremos nuestra cooperación con la AIEA», añadió.

Larijani reiteró el «derecho» de Irán al enriquecimiento de uranio con objetivos estrictamente civiles, como autoriza el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear.

La AIEA reclama que Irán colabore plenamente para explicar sus programas nucleares, y destaca algunas cuestiones no aclaradas sobre actividades vinculadas al uranio y al plutonio y sobre centrifugadoras para enriquecer uranio.

El organismo destaca que sus inspectores no tienen derecho a acceder a algunos sitios con actividades potencialmente sospechosas en Irán.

«Corresponde a Irán aportar pruebas», consideró un alto responsable próximo a la AIEA en Viena.

En el pasado, ElBaradei consideró imposible afirmar si el programa iraní es estrictamente pacífico como sostiene Teherán o si persigue fines militares como afirma Washington.

Irán fue puesto bajo control de la AIEA, la agencia de no proliferación nuclear de la ONU, tras el descubrimiento de que había ocultado actividades nucleares sensibles durante 18 años.

El Alto Representante de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Javier Solana, dijo el jueves en Newport (Gran Bretaña) que la UE recomendaría «si fuera necesario» el envío del caso al Consejo de Seguridad de la ONU.

Tal decisión podría ser adoptada en la próxima reunión del Consejo de Gobernadores de la AIEA a partir del 19 de setiembre próximo en Viena.

Los europeos quieren que las negociaciones con Irán se reanuden y nadie considera en todo caso recurrir a la acción militar, aseguró el viernes el jefe de la diplomácia británica, Jack Straw.

Teherán se comprometió a hacer nuevas propuestas negociadas a los europeos durante setiembre.