Inician con éxito Pruebas Nacionales

Inician con éxito Pruebas Nacionales

POR MARIEN A. CAPITAN
La primera jornada de las Pruebas Nacionales contó con una asistencia masiva de estudiantes y se desarrolló en completa normalidad: de forma organizada y sin reportes de irregularidades.

Así lo confirmaron ayer los dirigentes magisteriales María Teresa Cabrera, Ramón Rosa y Francisco Viola, quienes señalaron que todo marchó bien en la aplicación de los exámenes de lengua española, el que correspondía el día de ayer.

Tras asegurar que los sondeos que hizo a nivel nacional dan cuenta de que no hubo ningún tipo de anormalidad, la secretaria de asuntos estadísticos de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera, indicó que los reportes de la asistencia también fueron buenos.

“Las pruebas nacionales transcurrieron con toda normalidad, la asistencia fue masiva y todavía no tenemos ningún reporte de irregularidades”, señaló Cabrera.

Ramón Rosa, presidente provincial de Hato Mayor, habló en los mismos términos al referirse a su demarcación. “Las Pruebas Nacionales se están desarrollando normalmente bien. No hemos tenido ningún reporte negativo, todo ha estado perfecto. Es más, si hablamos de asistencia hay que decir que los muchachos han acudido masivamente. Ellos participaron muy bien. Y fue igual en toda la provincia de Hato Mayor; tanto en el municipio cabecera, Hato Mayor del Rey, como en los municipios Sabana y El Valle”.

Al hablar de Las Matas de Farfán, el presidente municipal, Francisco Viola, indicó que la única queja que hubo durante la jornada de ayer vino de los estudiantes: ellos argumentaron que salieron contenidos que no les habían dado.

“Las pruebas se han desarrollado de manera regular, sin ningún tipo de tropiezo, solamente hay queja por parte de los estudiantes en el sentido de que hay muchos contenidos que fueron ajustados en el programa pero han salido. Por eso me dijeron que tuvieron que dejar muchas respuestas en blanco”.

Por otro lado, Viola lamentó que las autoridades educativas no hayan invitado a la ADP a formar parte de las comisiones y subcomisiones de jurados y observadores.

HABLAN LAS ESCUELAS

En la Escuela República Dominicana, donde se concentraron unos 12 centros educativos de toda el área de Villa Juana, el proceso sin dificultades. Así lo manifestó la directora del plantel, Mildred Feliú, quien agregó que hubo algunos niños que no asistieron.

Por otra parte, la coordinadora de la Escuela República de Haití, Gladys Casilda Mariano que corresponde al Distrito 15-02 indicó que las pruebas transcurrieron de manera “excelente, más de ahí no se podía esperar. Todo estuvo completo, no faltó absolutamente nada porque eso estaba muy bien organizado”.

En cuanto a la asistencia, Mariano aseveró que la asistencia fue total y que, incluso, los estudiantes llegaron a tiempo.  Así mismo, el representante de la sociedad de padres de la Escuela República de Haití, corroboró sus palabras: “todo ha ido muy bien, muy organizado”.

Pasando a la Escuela Patria Mella, las afirmaciones anduvieron por el mismo tenor. Vale escuchar las afirmaciones de la coordinadora del centro, Altagracia Peralta, quien aseguró que “todo ha estado bien”.

El único inconveniente que enfrentaron, subrayó Peralta, fue que iniciaron cinco minutos tarde. “La convocatoria fue masiva, no faltó nadie. El material llegó completo, empezamos a las 9:05, a las nueve rayando, pero todo fue perfecto. El material fue suficiente, estudiantes bien organizado, jurado suficiente¼ un éxito”, dijo Peralta al tiempo segregar que allí se congregaron 24 colegios y dos escuelas públicas.

INCONVENIENTES MINIMOS

El director administrativo de Pruebas Nacionales, Víctor Galán, aseguró que los estudiantes se presentaron a los exámenes con mucho entusiasmo. Además, que los inconvenientes que enfrentaron fueron mínimos y se resolvieron antes de que afectaran a los estudiantes o al desarrollo de las pruebas.

“Hubo mucho entusiasmo de parte de los niños, mucho trasnocho de parte nuestra y algunos inconvenientes fruto de lo monstruoso de la aplicación, como nunca en la historia, pero todo salió bien”.

Cuestionado en torno a qué tipo de inconvenientes enfrentaron, Galán indicó que el mayor de ellos fue que tuvieron que trabajar a contrarreloj: como el calendario escolar termina sólo ocho o diez días antes de que se apliquen las pruebas, los técnicos tienen que montarlas con demasiada prisa.

“Pese a eso, todos los inconvenientes que se han ido presentando los hemos ido resolviendo. Como tenemos un sistema de reservas, hemos podido cubrir cualquier situación que se ha presentado”.