Industria farmacéutica
no resiste la competencia

Industria farmacéutica<BR>no resiste la competencia

POR ALEIDA PLASENCIA
Las importaciones de medicamentos procedentes de la India y China, donde los costos de producción son considerablemente bajos, constituyen una amenaza para la industria farmacéutica dominicana.

El presidente del Laboratorio Magnachem, Federico Gómez  dijo ayer que la industria farmaceútica nacional no va a tener  razón de existir.

No habría rentabilidd si se mantiene la fuerte competencia de los medicamentos provenientes del exterior,   sobre todo de la India.

Argumentó que en ese país los costos de materias primas, maquinarias, mano de obra y energía eléctrica son significativamente  bajos, en comparación con los de República Dominicana.

Según él,  para salvar la industria farmacéutica nacional, ante esta situación, hay que tomar  algunas medidas de tipo impositivo y de rigurosidad en cuanto a la calidad de los fármacos genéricos que vienen de la India y de China.

De lo contario, dijo,   la industria farmacéutica local no tendrá razón de existir, pues no podría competir.

Explicó que La India  goza del beneficio de que es un país  productor de energía nuclear,  tiene personas muy bien preparadas, produce  materia prima, fabrica las maquinarias de la industria farmacéutica y cuenta con mano de obra barata.

En cambio, dijo, los fabricantes locales de medicamentos importan la materia prima, incluso, de países como La India.

Gómez sostuvo que en adición a estas ventajas, en  India se  da un incentivo fiscal  de un 15%. Esto  significa que si un suplidor  de la India  exporta un medicamento  y lo vende a precio de costo, está ganando, pues recibe un 15% (del valor) como incentivo, refirió el empresario.

En ese sentido, expresó preocupación, ya que los industriales farmacéuticos de República Dominicana carecen de esos beneficios, lo que les resta competetitividad ante los productos de La India y  de China.

Sugirió  establecer en el país un impuesto a los medicamentos procedentes de la India y de China, para que  la industria nacional pueda competir.

Igualmente, Gómez recomendó  instituir un examen riguroso a los productos genéricos de esos países asiáticos, de manera que para ser introducidos al territorio nacional tengan que cumplir cierto requisito de calidad.

Gómez también resaltó que la industria farmacéutica local ha experimentado una reducción sustancial en las ventas en el marcado interno luego de la implementación del Seguro Familiar de Salud (SFS), el uno de septiembre pasado.

Según  Gómez,  las farmacias del país, luego de la entrada en vigencia del SFS, están comprando poco, están saliendo de sus inventarios. Dijo que a  Magnachem y a una empresa de distribución asociada, las  ventas en el mercado local les han bajado en alrededor de 40 por ciento.