Incorporan tecnología sencilla para conservación de frutos cosechados

Incorporan tecnología sencilla para conservación de frutos cosechados

POR MODESTO RODRÍGUEZ
Uno de los dolores de cabeza de los productores del campo, son las pérdidas  por la  falta de infraestructura para almacenamiento y conservación de sus excedentes, que cálculos de expertos sitúan entre un  30 y un 35% de la rentabilidad.

Los productores de cebolla, ajo, hortalizas y granos son los de los más expuestos y a menudo se quejan por las pérdidas con productos perecederos.

Además de la falta de infraestructura de manejo poscosecha, el productor del campo a menudo no dispone de la energía eléctrica, razón por la que se ve forzado a “salir de la cosecha” , y esa situación la aprovecha el intermediario para sacar el menor precio en finca.

 Sin embargo, no todo está perdido. Varias  organizaciones de productores,  se capacitaron y han adoptado una tecnología sencilla, que en su caso les ha resuelto parte de la falta de infraestructura en el campo para el manejo poscosecha. Se trata de la construcción de silos de hojalata, que han logrado sobre la base de la cooperación y la transferencia de tecnología.

 Jesús Méndez, coordinador del Consorcio Poscosecha, relató que en la República Dominicana se han construido unos 9,000 silos de diferentes tamaños y con capacidad para entre 1,000  y 30,000  quintales con la participación de 90 artesanos Poscosecha, 180 técnicos y técnicas agrícolas y 12,600 agricultores.

Los participantes son miembros de las organizaciones Asociación para el Desarrollo de la cuenca del Río Macasías (AROMA), la Fundación para el Desarrollo de las Matas de Farfán (FUNDEMAFA), Consejo Comunitario de Sabana Mula, (Elías Piña ).

También,  la Fundación para el Desarrollo de las Provincias de Azua, San Juan y Elías Piña (FUNDASEP), Federación de Caficultores de San Juan (FECADESJ), y Junta para el Desarrollo de San José de Ocoa, (ADESJO).

De estas organizaciones, se escogió a un grupo selecto de agricultores para la capacitación técnica con el interés de que los mismos promovieran la tecnología, lo que generó un efecto multiplicador.

El Consorcio Post Cosecha está conformado por organizaciones no gubernamentales de la región suroeste de la República Dominicana.

El proyecto Poscosecha inicia sus acciones de transferencia de tecnología desde 1999, con el auspicio de la Asociación Suiza para la Cooperación Internacional (Helvetas). En el 2003,  abarca las provincias de San Juan, Azua, Elías Piña, San José de Ocoa, Bahoruco e Independencia.

 Del 2003-2005,  con el acompañamiento y colaboración de la Regional Suroeste de la SEA, entre otras instituciones no gubernamentales de la región, se expande por todo el suroeste .  En el 2006 se lleva a cabo la fase de transición del proyecto, donde Helvetas, previo a su retirada del país, prevista para el año 2007, promueve la creación del Consorcio Postcosecha, y a la vez transfiere y responsabiliza a dicha entidad de la administración de los recursos de dicho proyecto, a manera de dejarlo posicionado en la voluntad y gestión de un grupo de instituciones reconocidas de la región.

El Proyecto Manejo Postcosecha de Granos Básicos, una de sus actividades, su objetivo es garantizar la conservación de granos básicos, para el consumo, y semilla para la siembra, y además mejorar la condiciones de vida de los y las pequeños y medianos productores de la región suroeste, a través del uso y manejo de i n f r a e s t r u c t u r a s d e almacenamiento.

El Consorcio Poscosecha  tiene por metas “realizar acciones dirigidas a garantizar la seguridad alimentaria, asegurar semillas para la siembra y aumentar los ingresos de los agricultores y agricultoras por concepto de venta de los productos agrícolas a través del uso y manejo adecuado de sistemas y estructuras de conservación y almacenamiento de granos básicos, y además por la implementación de otras iniciativas de desarrollo”.

Jesús Méndez explicó que se implementó un proceso de extensión, a través de coordinación con la Secretaría de Estado de Agricultura (SEA) y otras instituciones participantes, el cual contempló la realización de charlas a los productores y productoras  de la región, con el propósito de generar y motivar la demanda de la tecnología silo metálico.

Se desarrolló la formación de artesanos hojalateros, a través de cursos de artesanos.

Dentro de los logros, citó  la formación de 208 artesanos y artesanas en hojalatería , la transferencia de 7,289 silos metálicos con una capacidad instalada de aproximadamente 32,000 quintales para almacenar y conservar adecuadamente granos básicos, principalmente Maíz, Guandul y Habichuelas.

La capacitación de 25 mil productores y productoras y técnicos de instituciones públicas y organizaciones no gubernamentales de la región, por el proyecto manejo Post Cosecha de granos básicos.

Solución poscosecha

El silo metálico es una estructura cilíndrica, fabricada con láminas de zinc galvanizado para almacenar granos básicos a nivel de pequeños y medianos productores.

Es una tecnología simple, limpia, económica y socialmente aceptable que influye en la generación de ingresos adicionales de los pequeños productores.

Al disminuir sustancialmente sus perdidas y potenciar mejores condiciones para la venta de sus cosechas, estol se traduce en una mejoría de sus condiciones de vida.

Garantiza en un 100 % por varios años, el almacenamiento efectivo de granos de Maíz, Habichuelas, Guandules, arroz, Sorgo y otros.

Esta tecnología fue traída al país desde Centro y Sur América a finales de los años 90s a través de la Agencia Suiza para la Cooperación Internacional HELVETAS.

Para realizar el Proyecto Post Cosecha en el  Suroeste se capacitaron tres técnicos dominicanos en El Salvador, Honduras y Paraguay.

Los silos Metálicos, son  la opción para reducir  pérdidas poscosechas y asegurar niveles de rentabilidad a los agricultores.