Incidente entre patrullas pudo acabar en tragedia

Incidente entre patrullas pudo acabar en tragedia

Un incidente entre una patrulla de la Dirección de Inteligencia del Ejército (G-2) y otra de la Policía Antinarcóticos -debido a la falta de coordinación- estuvo a punto de desencadenar una tragedia cuando los miembros de ambas coincidieron en una vigilancia a unos supuestos narcotraficantes.

Los miembros de ambas patrullas sacaron las armas, pero la intervención de un oficial que encabezaba la del G-2 evitó que se produjera una tragedia, según narraron fuentes de inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Al final, los policías se impusieron a los guardias, quienes fueron llevados esposados a la sede de la Policía Antinarcóticos y de allí a  la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). 

No se especificó, sin embargo, en qué lugar ocurrió el incidente, aunque se informó que fue en la capital, donde los agentes vigilaban a varios alegados narcotraficantes, quienes lograron escapar.

El choque de los subalternos provocó otro mayor entre los generales encargados de ambas ramas policial y militar, Alejandro Estévez Germosén y Francisco Ovalle Pichardo, quienes tuvieron un enfrentamiento verbal.

Esto ocurrió al percatarse Ovalle Pichardo de la situación de sus subalternos.

 El personal del G-2 fue entregado luego al general Ovalle Pichardo después de haberse reunido con el presidente de la DNCD, mayor general Rolando Rosado Mateo.

El incidente ha sido mantenido en secreto, pero el secretario de las Fuerzas Armadas, teniente general Pedro Rafael Peña Antonio, designó una comisión para investigarlo.

 La  Policía también ordenó una investigación del hecho.

Marcada diferencia

1. Entre los policías y los militares existen “marcadas” diferencias, tras los primeros asumir el control de la lucha antidrogas y el envío de un contingente policial para la vigilancia fronteriza.

2.  El jefe del Ejército, mayor general Joaquín Virgilio Pérez Féliz, se habría  quejado ante el jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín,  por el  atropello innecesario a que fueron sometidos sus subalternos.