Inauguran en Costa Rica Parlamento Negro

Inauguran en Costa Rica Parlamento Negro

LIMON (Costa Rica) (EFE).- El Parlamento Negro de las Américas quedó conformado ayer en Costa Rica como un centro de toma de decisiones para disminuir el racismo y mejorar la calidad de vida de la población de ascendencia africana de Latinoamérica. Con la participación de casi un centenar de delegados procedentes de 22 países americanos, el Parlamento quedó constituido en un acto celebrado en la caribeña provincia de Limón, 130 kilómetros al nordeste de San José, donde se encuentra la mayor concentración de descendientes africanos en Costa Rica.

La ceremonia se realizó en un restaurante del centro de Limón en una soleada mañana en la que los participantes vistieron ropas multicolores y bailaron al ritmo de una banda de calipso que alegró la calurosa jornada.

La creación del Parlamento se realizó en el marco del III Encuentro de Parlamentarios Afrodescendientes de las Américas, que comenzó el pasado lunes y hoy concluyó con la fundación de la nueva entidad y la celebración del Día del Internacional del Negro y de la Cultura Afrocostarricense.

La ministra brasileña de Promoción de la Igualdad Racial, Matilde Ribeiro, declaró a EFE que la conformación del Parlamento Negro es una «iniciativa importante» para promover «la inclusión de la población negra en las sociedades de toda América y el Caribe».

«El Parlamento Negro también servirá para hacer propuestas a los respectivos gobiernos para que implementen agendas que ayuden a superar el racismo», agregó la funcionaria brasileña. Aunque no tendrá una sede definida, los fundadores acordaron que la primera sesión de este parlamento tenga lugar el 1 de diciembre en Brasilia, durante la conferencia regional contra el racismo.

Hasta que se celebre esa primera sesión, los participantes designaron un directorio provisional integrado por los legisladores Luis Alberto Dos Santos (Brasil), María Isabel Urrutia (Colombia), Hind Fitzgerald (Trinidad y Tobago), Jean Agustine (Canadá), y Epsy Campbell y Edwin Patterson (Costa Rica).

El Parlamento tendrá una mesa directiva compuesta por una presidencia y dos secretarías, que también se elegirán en la reunión de Brasilia.

También se acordó que los cargos de dirección se renovarán cada dos años y el Parlamento contará con una asamblea plenaria constituida por parlamentarios de la región, así como un consejo asesor y de consulta permanente integrado por representantes de organizaciones de la sociedad civil.

El único requisito para formar parte del Parlamento Negro es ser legislador de uno de los 22 países participantes.

En el acto de fundación del Parlamento Negro también participaron miembros de organizaciones internacionales como Carlos Quesada, de Global Rights; Clare Robert, relator especial para afrodescendientes de la Organización de Estados Americanos (OEA); y José Manuel Hermida, del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

Clare Robert declaró a EFE que el nuevo Parlamento «servirá para eliminar la invisibilidad de los pueblos afrodescendientes, lo cual es uno de los principales problemas que esta población vive».

En la iniciativa participan representantes de Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EEUU, Guatemala, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, la República Dominicana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Entre los objetivos del Parlamento destaca el de combatir las formas de racismo y discriminación, así como el de impulsar acciones que promuevan la integración y las reivindicaciones de los derechos humanos junto a la equidad de género.

El encuentro contó con el apoyo del PNUD, el Centro de Mujeres Afrocostarricenses y el gobierno británico.

Los dos primeros Encuentros de Parlamentarios Afrodescendientes se celebraron en Brasilia en 2003 y en Bogotá en 2004.