Impacto deportivo

Impacto deportivo

En las Grandes Ligas vemos que cada año se escogen y premian a jugadores y dirigentes que uno no necesariamente está de acuerdo.

Eso mismo se ve en nuestra pelota, aunque últimamente se han dado elecciones «raras».

Hace dos años, Bernie Castro fue la sensación en la pelota criolla, liderando diversos departamentos y se le negó el premio «Novato del Año».

En la campaña 2001-2002, Castro fue líder de bateo con .349, mejor en robos con 20, 45 hits, 37 carreras anotadas y recibió 23 transferencias.

¡No se le premió!

Ahora se da el caso de que se premia a Manny Acta, cuyo conjunto ha sido uno de los más sólidos en mucho tiempo para ese club.

Se pasó por alto que el mejor trabajo de la serie regular lo hizo Miguel Diloné, quien puso a brillar a un grupo de jugadores jóvenes.

Para mí, Diloné fue el «Manager del Año», aunque está claro que en premiaciones de la capital, se prioriza con jugadores de Licey y Escogido.

¡Así es la cosa!

[b]CRONISTAS DEL LICEY QUE ESTABAN CON DILONÉ[/b]

Yo les comentaba en una columna anterior que varios cronistas del Licey me habían señalado que Miguel Diloné era el favorito para «Manager del Año».

Cito dos nombres: Mickey Mena y Rafael Díaz.

A Mena se lo pregunté en la penúltima transmisión del Escogido, en la puerta de entrada de la cabina roja y me expresó: «Diloné debe ganar».

Díaz lo afirmó también en el espacio «Mirabal en la Pelota» que hacemos en el canal 53. Yo entiendo los «compromisos» y por eso ganó Acta.

[b]LAS PREMIACIONES DEBEN REGULARIZARSE[/b]

Creo que es prudente que Producciones Apolo, que dirige acertadamente Andrés Vanderhorst, modifique los reglamentos de votación.

Dos votos por miembros de cadenas, 10 votos por pueblos donde se juega pelota y un voto a cada editor o jefe de medio de comunicación.

Si en algún caso coincide un editor, que es miembro de cadena, automáticamente se le elimina un voto.

En Grandes Ligas, sólo votan dos periodistas por ciudad y aquí se puede imitar algo similar. Vanderhorst, piensa en eso para que esa premiación mantenga su credibilidad.