Iglesias harán cruzada contra violencia

<p>Iglesias harán cruzada contra violencia</p>

POR JUAN M. RAMIREZ
Las iglesias evangélicas se proponen lanzar una cruzada contra la violencia familiar y delicuencial, la corrupción, el engaño y el espíritu de robo entre muchos dominicanos. Así lo explicó ayer Braulio Portes, presidente del Consejo Nacional de Iglesias y pastor residente del Concilio de la Cristianización Nacional, al anunciar la celebración mañana de un culto especial, en el auditorio de la gran comisión. Asimismo, dijo que el próximo lunes primero de enero, las iglesias evangélicas tiene programada la gran asamblea denominada La Batalla de la Fe, que se efectuará en el Estadio Olímpico.

Añadió que ese culto especial está programado para las 9:00 de la mañana y que  se extenderá hasta las doce del día y que a partir de la medianoche será ofrecido un gran concierto hasta que salga el sol, donde se alabará a Dios por las bendiciones que recibirán el próximo año.

El nombre del concierto es “Amaneciendo con Renuevo”, auspiciado por la emisora homónima, que lo programa todos los años. “Todas nuestras iglesias van a tener el culto de despedida del año y recibimiento del nuevo año, de consagración a Dios, para servirle a él y trabajar por el bien de su pueblo”, expresó Portes.

Manifestó que todos los actos de las iglesias tienen el objetivo de glorificar al Señor, para que  la iglesia sea edificada y para que el pueblo sea sanado y salvado por Jesucristo.

Aseguró que para el próximo año las iglesias se proponen aumentar la cantidad de cristianos, por lo que mantendrán un contacto profundo y continuo en la sociedad.

Precisó que la presencia de las iglesias en la sociedad traerá como consecuencia que la corrupción vaya cediendo, un flagelo que ha carcomido al pueblo dominicano.

“Claro, nosotros contamos con una nación decente, con un pueblo en que la corrupción vaya decidiendo, la violencia vaya cediendo, la violencia intrafamiliar retroceda, retroceda el engaño, ese espíritu de hurto que hay en nuestro país”, dijo.

Consideró necesario fortalecer el núcleo familiar y las iglesias para que desde esas instancias salgan los mejores hombres y mujeres que dirijan al país, tanto del gobierno como de las empresas.

Estimó que desde esa perspectiva socio espiritual se podrá contribuir para disminuir la marginalidad y para que no se roben los recursos que deben ser invertido a favor de los pobres.