Ideas divertidas  para pasar  el Día de Reyes

Ideas divertidas  para pasar  el Día de Reyes

Aunque el  Día de Reyes es uno de los más esperados por los niños, porque pueden pasarse todas las horas jugando, puede también ser aprovechado para hacer alguna actividad junto con la familia.

 Y es que como todo el año los padres están ocupados en sus afanes cotidianos, el momento es propicio para divertirse con los niños, pero sin salir de casa.

Ya sea que lo celebre hoy o el lunes, trate de que sus hijos pasen junto a usted un día súper divertido, será algo que de seguro nunca olvidarán.

 Pasadía en la cocina.  Los pequeños siempre disfrutan hacer las tareas de los grandes, por lo que no estaría mal que entren todos a la cocina y elaboran unas deliciosas galletas o un bizcocho.

Haga que cada uno de los miembros de la familia se integre y tenga su propio papel como cocinero. Si  no quiere hacer galletas, puede decidirse por preparar el plato preferido de sus hijos. Para ellos, cocinar, y encima de eso, su comida favorita, sería muy emocionante.

Ver  películas.  Como lo ideal es quedarse en casa, ya que quiere pasar más tiempo con los hijos, le recomendamos que vaya al supermercado, compre palomitas de maíz y cree su propio cine.

Es muy emocionante, pues a pesar de que quizás no tenga los efectos de un cine de verdad, puede acomodarse en su sillón preferido y lo más importante, ver como sus hijos disfrutan de su compañía.

Procure alquilar las películas que los pequeños quieran ver y aunque no sean de su preferencia, trate de hacer sentir bien a los suyos, con solo recordar la ilusión de sus años de infancia. Y de la emoción que sentía cuando usted compartía con sus padres.

Improvise una obra de teatro.  Este es el momento de ser creativo. Invéntese un libreto e improvise una obra de teatro, y para que sea más divertido aún, trate de hacer una nueva versión de una historia muy conocida, dándole su toque de humor. ¡Verá que las carcajadas no faltarán en ninguna de las escenas!

Un día de juegos intensos.  Recree los mejores momentos de su niñez, pero esta vez enseñándoles a sus hijos los juegos que le llenaban de emoción en esa época.

Y es que para ellos será más que interesante conocer cómo  se entretenía usted  cuando era un niño.         

 Juegos como “Ambosador”, “Que pase la señorita”, “El topa’o”, “Musa” y otros serán nuevas atracciones muy divertidas para los pequeños.

 Pero sea cual sea la actividad que haga, trate de involucrar a sus hijos, porque especialmente hoy la idea es estar con ellos.  

Zoom

Haga una fiesta

¿Y a quién no le gustan las fiestas? Y si son niños, más. Una excelente idea es sorprenderlos con un divertido “party”, que puede denominar la “fiesta de los Reyes”. Lo más emocionante es que a ellos les sorprenderá, pues como no es su cumpleaños, ni acaban de pasar de curso, ni es Navidad, no sospecharán su grandiosa idea.

Crear un ambiente festivo

Compre bizcocho, globos, pitos, golosinas, piñata… y haga una fiesta inolvidable. Puede invitar a los amiguitos y primitos para que sea aún más divertida. Cuando su hijo le pregunte cuál es el motivo, sólo dígale que lo que quiere es  hacerlo feliz.