Huelga de controladores afectó desplazamiento Leonel en Brasil

Huelga de controladores afectó desplazamiento Leonel en Brasil

POR MANUEL JIMÉNEZ
MANAUS, Brasil –
La huelga de controladores aéreos que tiene lugar en Brasil llegó afectar el desplazamiento en avión del propio presidente Leonel Fernández y su comitiva, que debieron permanecer más de una hora a bordo de un jet ejecutivo en una base militar de Río de Janeiro a la espera de autorización de vuelo.

El mandatario dominicano había cumplido entre la tarde del jueves y la mañana del viernes una visita a Río de Janeiro y se disponía a viajar a Belo Horizonte, en escala hasta Manaus, donde concluyó el sábado su gira por Brasil.

Ya en la terminal militar, abordó el vuelo privado junto a su esposa Margarita Cedeño y su comitiva. Pero una vez a bordo, la autorización para levantar vuelo a la nave se dilató por más de una hora. El mandatario y sus acompañantes bajaron nuevamente del avión y fue preciso la intervención del comandante de la base militar ante la Cancillería brasileña  para que se diera prioridad al vuelo presidencial, confirmaron diversas fuentes.

En Brasil se desarrolla una huelga de controladores aéreos desde noviembre del año pasado que en ocasiones provoca prolongados retrasos en la salida de vuelos comerciales.

En las terminales aéreas se amontonan los pasajeros y una vez a bordo del avión es preciso esperar hasta dos horas por una autorización de partida, en vista de que por la escasez de controladores hay temor de congestionar el espacio aéreo.

Durante la gira, el mandatario tuvo que afrontar otro percance a su llegada a Sao Paulo.

El gobierno dominicano tuvo que rentar un avión a la empresa Embrear, la fabricante de los Súper Tucano, en vista de que el que había sido reservado para la gira en una empresa de Miami retorno a Estados Unidos sin que s ofrecieran explicaciones.

En Brasilia,  Fernández fue distinguido por su homólogo brasileño, Luis Inacio Lula Da Silva, enviándole el avión presidencial para cubrir la ruta, acompañado de todos los integrantes de la comitiva.

El encuentro el miércoles con el presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, fue expectante. Una guardia de honor recibió a Fernández en el palacio del Plenalto, al igual que decenas de escolares. Lula y Fernández dialogaron por espacio de 45 minutos, y al final, ambos se elogiaron recíprocamente, reconociendo la estabilidad y el crecimiento que hoy registran sus respectivos países.

Lula anunció un viaje a República Dominicana encabezando un nutrido grupo de inversionistas brasileños, aunque no adelantó la fecha.

Se observó a dos gobernantes bien compenetrados, que se paseaban de gancho por los pasillos del Planalto y más luego de la sede de la Cancillería, donde se ofreció un almuerzo de Estado.

“Puede contar con todo mi apoyo mientras esté al frente de la Presidencia de Brasil”, dijo Lula a Fernández.

En Brasilia, el gobernante dominicano se reunió también con representantes de los poderes legislativo y judicial y realizó una visita al Servicio de Procesamiento de Datos.