Hoy con Cristo

Hoy con Cristo

POR  OSCAR AROCHA
“El Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él” .
(Efe.1:17)

No podemos ver la verdad a menos que Dios ilumine nuestro entendimiento. Cuando hagas el santo ejercicio de meditar en Su Palabra, no descanses en tu esfuerzo o capacidad, sino en el poder de Su Santo Espíritu. Veamos otro verso: “Conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida” (Ose.6:3). No es en vano buscar el conocimiento de Dios, y aun cuando todos los métodos y esfuerzos humanos fallen, entonces sabremos que el poder reside en Él y quiere que lo sepamos, que sólo Dios pude hacernos felices. El ejercicio de la meditación es de suma importancia en la vida cristiana, ya que encierra esta verdad: Que cuando Dios empieza a mostrar misericordia, es con el fin de darnos esa misericordia.

La idea es esta: que el espíritu Santo usa un ladrillo y mezcla para transformarnos hacia nuestra meta, la formación de la imagen de Jesucristo en nuestra vidas. El ladrillo, Su Palabra y la mezcla nuestra fe. El orden de los eventos: Una obra o acción, meditar, y el resultado, efecto o transformación, en este caso fue, deleite, o que la transformación que le llevó a esa apacible complacencia vino después de una santa labor de meditación voluntaria. Haz lo mismo, y vivirás. Amén.