Hospitales sin protocolos seguridad ante ola de delincuencia

Hospitales sin protocolos seguridad ante ola de delincuencia

El exdirector del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupany.

Los hospitales dominicanos carecen de protocolos de seguridad, lo que convierte a los pacientes y familiares en vulnerables ante la ola de delincuencia que afecta al país.
El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany dijo que la entidad se aboca a trabajar esos protocolos y que ya los médicos afectados en el hospital Salvador B. Gautier con la sustancia Escopolamina, mejor conocida como burundanga, están estables y pusieron la denuncia ante las autoridades policiales.
La irrupción de delincuentes en el hospital creó ayer gran preocupación en el país y de inmediato, la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) designó una comisión para investigar las circunstancias en las que tres médicos residentes del hospital Salvador B. Gautier se convirtieron en las nuevas víctimas de delincuentes que utilizan la burundanga para drogar las personas.
Los tres médicos están en buen estado, personal del SNS ya se comunicó con ellos y se activa la acción policial y judicial para apresar a los responsables, manifestó Rosa Chupany ante preguntas de los periodistas.
Los tres médicos se convirtieron en víctimas de delincuentes que utilizan la sustancia Escopolamina o burundanga para drogar o anular su voluntad. Lo propio ocurrió hace unas semanas con una bioanalista del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), quien fue drogada mientras caminaba por un área del parqueo del centro.
El Gautier y el Cedimat, dos centros de salud del tercer nivel están a menos de 350 metros de distancia, se trata de una zona ampliamente visitada, pues también están los pacientes que van al Hospital General de la Plaza de la Salud.
Según el vocero de la Policía Nacional, coronel Frank Félix Duran Mejía la comisión de la dirección Central de Investigaciones Criminales está encabezada por los coroneles Guillermo Báez Hubiera y Antonio Rafael Cabrera Sarita del departamento de Homicidios.