Hospitales Salud Pública tienen dos meses sin recibir subvención

Hospitales Salud Pública tienen dos meses sin recibir subvención

Los más de 160 hospitales pasados al Servicio Nacional de Salud (SNS) tienen dos meses que no reciben la subvención, lo que complica más su situación históricamente deficitaria. La situación afecta más a la red de hospitales del Instituto Dominicano de Seguro Social (IDSS), que llevan hasta seis meses sin recibir recursos.

Por más de tres días consecutivos HOY ha intentado comunicarse con el doctor Ramón Alvarado, director del SNS, quien no ha estado disponible y la entidad tiene la responsabilidad del traspaso de los hospitales del IDSS a la red pública.

Durante un recorrido por centros de las dos redes de salud se pudo comprobar que el atraso genera múltiples dificultades y que la demora en los hospitales que ahora pertenecen al SNS se debe al proceso de separación de funciones y a que todavía los recursos no fluyen en esta nueva institución.

El retraso afecta a hospitales tan importantes como el Darío Contreras, Robert Reid Cabral, Padre Billini, Santo Socorro, Francisco Moscoso Puello, las maternidades San Lorenzo y Nuestra Señora de la Altagracia, lo mismo que el San Vicente de Paúl de San Francisco de Macorís, Cabral y Báez de Santiago y el Arturo Grullón.

“La situación es igual para todos los centros, pensamos que es un asunto de ejecución presupuestaria”, dijo un empleado del área administrativa.

Para los ocho hospitales de autogestión, la situación es diferente, pues su subvención consiste en el pago de la nómina presupuestaria y eso no ha fallado.

Un funcionario al explicar el retraso del pago dijo que todos los hospitales tienen una precariedad que se ha complicado con la falta de recursos, pero nadie puede hablar del tema.

Se informó que tampoco existe una comunicación adecuada con la administración por parte del Servicio Nacional de Salud.

A las precariedades se suma el que 56 centros están intervenidos para construcción o remodelación y los del IDSS con atraso, falta de equipos e insumos.

Caso IDSS. Los 20 hospitales del IDSS continúan al borde del colapso, no tienen medicamentos, material gastable, viven sobrecargados de pacientes, mientras otros apenas tienen pacientes.

Además, la incertidumbre y la carencia de recursos económicos se han convertido en el diario vivir de un personal de salud que no teme decir que se ha quedado en el limbo.

Estos centros tienen hasta seis meses sin recibir dinero y lo que producen debe ser pasado a la caja del IDSS, sin que haya retorno.

De los hospitales los que manejan más volumen de paciente son el hospital Salvador B. Gautier, en Santo Domingo; Estrella Ureña, de Santiago; Jacinto Mañón, de San Cristóbal, y Oliver Pino, de San Pedro Macorís.

Es que debieron pasar a la red de centros públicos, pero la burocracia, caracterizada por múltiples reuniones improductivas ha impedido que se aplique la ley 123-15.

En medio de la precariedad, los centros reciben los fármacos básicos que suple el Programa de Medicamentos Esenciales (Promese), por lo que la entidad obtiene RD$86 millones.

El IDSS llega a los 69 años en precariedad y déficit presupuestario, para celebrar su aniversario ofrecieron ayer una misa en la Catedral Primada de América.
No estuvo el director, Sabino Báez, pero participaron los empleados del consorcio de empresas de la entidad.