Hipólito Mejía

Hipólito Mejía

BIENVENIDO MONTILLA

Su compadre Pablo Mercedes contaba que los profesores del Loyola Andrés Vloebergh y Eugenio Marcano quedaban gratamente sorprendidos por su hiperactividad y locuacidad durante las prácticas de campo.

Una vez graduado sus colegas lo eligen como primer presidente de la ANPA. Se destaca en el ejercicio de la carrera. Se hace merecedor de la amistad y el aprecio del presidente Antonio Guzmán y de su hijo Iván. Personalmente admira, cultiva y cuida con esmero su empatía con Carlos Aquino González.

Saca el tiempo para visitar en su lecho a Ban Ban, con el permiso de Ana Silvia, haciendo reír al enfermo y los presentes.

Reconoce la honestidad de Rafael Martínez Richiez y de Gustavo Sánchez Díaz, y la inteligencia de Freddy Saladín.

Cuando timoneó la Secretaria de Agricultura, se hizo asistir de connotados periodistas como Bienvenido Álvarez Vega, César Medina y siendo Presidente de la República de Luis González Fabra.

En Agricultura aplicó una envidiable visión democrática. No persiguió a nadie por sus ideas políticas. Solo exigió eficaz desempeño. Ha sido la única y primera vez que se vio un verdadero liderazgo del sector público agropecuario.

Ahora es celoso guardián del sector en el gobierno del cambio. Ojalá que pueda ejercer su influencia para que los agrónomos no sean desvinculados, la mayoría pensionables.

Más leídas