Hípica Por Dentro. “LAS CARRERAS DE CABALLOS EN LA INDIA”

Hípica Por Dentro. “LAS CARRERAS DE CABALLOS EN LA INDIA”

(5 de 5)
En Delhi no hay arrancadero (Gatera) ni patrulla fílmica o cámara de meta y los pagos de las apuestas mutuas se calculan a mano; pero hay automatización y en toda la extensión de la palabra. Hay un árbitro completamente automatizado. Va en la parte interior de la pista, justo al riel, en una camioneta que tiene un hoyo en el techo para que pueda sacar la cabeza y observar de cerca el grupo durante el desarrollo de cada carrera. El método, no hay dudas es buen sustituto de la patrulla fílmica, también evita que la gente que está en el campo interior se sitúe muy cerca del riel interior. Hasta donde se puede averiguar, ningún aficionado ha alargado la mano para quitarle el fuete a un jockey, como dijo Carley Kurtsinger que le sucedió cuando montaba a He Did en el Derby de Kentucky de 1936. El Caballo Pura Sangre se cría en toda la India, con excepción de los Estados de Orientales Asam y Bengala, donde las condiciones climáticas y los tigres impiden su crianza. Además de los caballos que son producidos en los criaderos organizados, en muchos poblados se crían también caballos que son alquilados a quién tiene deseo de competir. El arreglo común de arrendamiento es una cuota fija y un porcentaje de las ganancias.