Hípica por dentro

Hípica por dentro

“LA CÁMARA DEL FOTO-FINISH DEL V CENTENARIO” (2 de 2)

Para la instalación de la cámara del foto-finish, en el desaparecido Hipódromo Perla Antillana fue necesario construir una torre en el lado lateral derecho del Grand Stand, ya que al ser ampliada la pista de 1,000 a 1,200 metros, la meta quedo al frente de la recién construida torre. Para la instalación de la cámara del Foto-Finish, vinieron al país técnicos de la compañía norteamericana que vendió el equipo y al mismo tiempo entrenó al señor Luis Manuel Pineda, el cual quedó como encargado de operaciones; posteriormente el señor Pineda entrenó al señor Miguel Peguero Casado, como su asistente.

Fue en el año de 1955 que la nueva cámara del Foto-Finish, dio inicio a servir de auxiliar del Jurado. Este tipo de equipo constaba de dos cámara una que abarca la parte interna de la pista y la otra la externa hasta llegar al el espejo o meta, pero las dos hacen el mismo trabajo. Con las Cámaras del Foto-Finish, no es posible hacer foto de montaje, ya que la mano del hombre no interviene en la foto final, de ahí la importancia de las instalaciones de este tipo de cámara, que da la legalidad al espectáculo.