Hijos policías asesinados esperan justicia

Hijos policías asesinados esperan justicia

POR ELIAS RUZ MATUK
Las viudas de los policías «caídos en el cumplimiento de su deber» viven un drama de desesperanza, ya que muchos de los casos no han sido concluidos por los jueces.

Varias de estas viudas hablaron con reporteros del Hoy mientras asistían a un acto en el Club de Oficiales de la Policía Nacional, donde fueron repartidos juguetes a sus niños huérfanos de padre.

La actividad fue encabezada por el jefe de la Policía, mayor general Bernardo Santana Páez y los juguetes fueron donados por agentes dominicanos que laboran en Estados Unidos.

Xiomara Rodríguez viuda Santana, madre de cuatro niños, denunció indignada que el acusado del crimen de su esposo, el sargento mayor de la Marina de Guerra, Richard Ruiz Acosta, fue ascendido a oficial, lo que consideró una burla a ella y los hijos que ambos procrearon.

Rodríguez viuda Santana explicó que la muerte de su esposo ocurrió hace aproximadamente ocho meses cuando fue testigo de un atraco en el que, según añadió, habría participado el sargento de la Marina.

«Cuando él se identificó como Policía, él (Ruiz Acosta) le disparó», expresó Rodríguez de Santana quien explicó que el crimen ocurrió en la avenida Charles de Gaulle.

Afirmó que sus abogados le informaron que Ruiz Acosta habría sido ascendido a alférez de fragata, lo que consideró insólito frente al crimen que se le atribuye.

Rodríguez viuda Santana dijo que cuando su esposo murió estaba embarazada, por lo que ahora tiene cuatro niños, Rokaira, de 11 años; Masiel, de 9, Diandy, de 1 y medio y el bebé de un mes, Juan.

En otro caso, Hilda Vanessa Camilo narró que su esposo, el entonces sargento Narciso de la Rosa Piña, murió en un enfrentamiento a tiros con otro militar, en un hecho ocurrido en San Pedro de Macorís, donde también el otro cayó muerto.

«Yo fui a investigar y me dijeron que cerraron el caso», añadió Camilo, quien añadió que ahora están huérfanos de padre sus hijos Danny, de 12 años; Anabelca, de 10, Jefry, de 9 y Juan Michel, de 7 años.

De su lado, Fanny Peguero, de 25 años, dijo que el raso Roberto Rosario Polanco murió tres días después de un accidente de tránsito, cuando fue embestido por un vehículo en momentos en que se desplazaba en una motocicleta y que dejó huérfano a su hijo de 2 años, Gregorio Angel.

Rosario Polanco murió el 23 enero del 2005.

Mientras que Benita Suárez perdió a su esposo, Carlos Manuel Lesta Durán, tras afectarle un cáncer en el Colón.

Suárez se había casado a muy temprana edad y procreó cuatro niños; Carla Lissete, de 5 años; Enmanuel, de 10; Carlonina, de 12 y Yamile, de 8 años.

De su lado, María Felicia Taveras del Rosario narró que su esposo, el entonces teniente José Dolores Rosario Marte, murió al ser atacado a tiros por cinco hombres armados que le despojaron de su arma de reglamento.

Taveras explicó que están presos y fueron sometidos a la justicia los acusados de matar a su esposo, quien dejó cuatro niños huérfanos.

Ellos son María Dolores, de 11 años, José Ramón, de 10, Elizabeth, de 6 y José Janis, de 3 años.