Hallan una granada cerca de la tribuna donde habló Bush en Georgia

Hallan una granada cerca de la tribuna donde habló Bush en Georgia

TIFLIS, Mayo 11 (AFP) – Los servicios de seguridad fallaron: las autoridades de Georgia confirmaron el miércoles que una granada -no activada- fue encontrada cerca de la tribuna donde el presidente estadounidense George W. Bush pronunciaba el martes un discurso frente a unas 150.000 personas en Tiflis.

«Una granada, aparentemente de producción soviética, fue encontrada (…) a 50 metros de la tribuna, en el momento en que los dos presidentes (Bush y su homólogo georgiano Mikhail Saakachvili) se encontraban allí», declaró el jefe del Consejo de Seguridad de Georgia, Guela Bejuachvili, a la televisión georgiana.

«La granada no estaba activada» y «no planteaba ningún peligro», añadió Bejuachvili, precisando que no había sido «lanzada», sino que fue encontrada por un miembro de los servicios de seguridad georgianos.

Los servicios de seguridad estadounidenses habían viajado semanas antes a Georgia con el objetivo preciso de intentar garantizar la protección de su presidente.

«Los que la llevaron sin duda querían asustar a la gente y generar ruido en la prensa. Visiblemente, lo lograron, ya que yo estoy aquí» en la televisión, subrayó el responsable georgiano, añadiendo que los servicios de seguridad de ambos países estudiaban actualmente el incidente.

El Servicio Secreto de Estados Unidos había informado horas antes que una granada de mano había sido «lanzada» contra George W. Bush durante su visita a Tiflis, precisando que habían sido informados por las autoridades georgianas luego de haber abandonado Georgia.

«Después que el presidente se fue de Georgia fuimos notificados por las autoridades del país anfitrión que durante el discurso del presidente en Tiflis un artefacto descripto como una posible granada fue lanzado a 30 metros de la tribuna», dijo el portavoz del Servicio Secreto, Jonathan Cherry.

«Según esa información, el artefacto golpeó a un individuo en la multitud y cayó al piso», añadió Cherry.

La cadena de televisión NBC News dijo, citando a un funcionario estadounidense, que el seguro de la granada había sido quitado, pero que ésta no había explotado.

Bush habló el martes frente a decenas de miles de georgianos reunidos en la plaza de la Libertad de Tiflis, en el último día de una gira europea que había iniciado el fin de semana. Era la primera vez que un presidente estadounidense en ejercicio visitaba un país del Cáucaso.

Los servicios de seguridad georgianos intensificaron sus operaciones de seguridad para controlar a las aproximadamente 150.000 personas que acudieron al acto y verificar que no llevaban armas.

Pero la presión de la entusiasta multitud -que recibió a Bush como una verdadera estrella de rock- resultó demasiado para la seguridad georgiana y varios miles de personas rompieron el cordón establecido por la policía para ingresar a la plaza. Decenas de ellos cayeron unos sobre otros, tropezando con las barreras derribadas.

La histórica visita tuvo lugar 18 meses después de la «revolución de la rosa» que llevó al poder al reformador pro-occidental Mijail Saakachvili.