Haitianos remesan US$270 millones

Haitianos remesan US$270 millones

POR EVARISTO RUBENS
Los haitianos que trabajan en la República Dominicana envían cada año unos US$270.0 millones de remesas a su país, declaró ayer el director de Migración, Carlos Amarante Baret. También dijo que en un censo realizado por ese organismo en Bávaro, Higüey, se determinó que de 10,000 personas que hay en esa comunidad, 7,500 son haitianas.

Al señalar que ese es un aporte importante y que no se puede seguir aumentando, el funcionario manifestó que el 30% de la asignación presupuestal de Salud Pública nacional lo consumen los haitianos que están aquí o que vienen y se van.

Dijo que las críticas que le están haciendo las Organizaciones No Gubernamentales, ONG, a la Dirección de Migración por las repatriaciones de haitianos son injustas, porque ese organismo está ejerciendo un derecho del país, tal como lo hace Estados Unidos con los dominicanos que repatría. 

Baret, quien fue entrevistado en el telematutino Hoy Mismo, del canal 9, precisó que “nosotros estamos ejerciendo un derecho soberano, que es poner a los indocumentados del otro lado de la frontera (en Haití)”.

Indicó, sin embargo, que en la República Dominicana siempre ha habido un espíritu de colaboración, porque le conviene la estabilidad y el desarrollo de Haití, pero que el resto del mundo no se lo puede dejar sólo a los dominicanos.

BAVARO

Baret expresó que en la comunidad de Bávaro, de 10 mil personas censadas, 7, 500 son haitianas ilegales, lo que está afectando la imagen turística en la zona, de acuerdo de los hoteleros y de la Secretaría de Turismo.

El funcionario manifestó que los inversionistas se quejan de que los haitianos residentes en esa comunidad instalan basureros frente a los hoteles.

Añadió que estos haitianos están ubicados en seis puntos en la zona de Bávaro y Punta Cana, los cuales llegaron a las construcciones de los hoteles.

Agregó que la gran mayoría de éstos se han quedado en el país, luego de traer a sus familias (mujeres e hijos), así como hermanos, primos y otros parientes, a través del tráfico ilícito que ha habido durante años desde la vecina nación. 

“Nosotros vamos a corregir eso. Pero nos va a crear algunos inconvenientes”, dijo el funcionario. Sostuvo que ya la oficina de Migración fue creada para corregir ese problema que tiene cuatro décadas y recalcó que con la nueva ley de ese organismo se va a corregir la situación.

Indicó que la Dirección de Migración se había dedicado en este país sólo a controlar la cuestión de los aeropuertos, lo que hacía con una gran deficiencia, porque en determinados momentos las propias autoridades de ese organismo han sido cómplices de los “machetes” o adulteración de documentos para que la gente salga por los aeropuertos.