Haitianos dicen ayuda no llega al pueblo

Haitianos dicen ayuda no llega al pueblo

Al conmemorarse ayer el Día Internacional del Migrante, el Centro Social Cultural de Desarrollo Dominico-Haitiano (Cescudha) demandó a  la comunidad internacional cumplir con la promesa de ayuda para la reconstrucción de Haití y pidió a los dominicanos respetar los derechos de sus  inmigrantes en el país.

También denunciaron que diariamente niñas y mujeres haitianas son violadas en las carpas donde se guarecen sin que la fuerza de paz haga nada para impedirlo.

Roland Laroche, fundador y director ejecutivo de Cescudha y Tomás Chery Morel, secretario de Organización de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) denunciaron que cada cinco minutos se viola una niña haitiana y las madres se sienten impotentes para reaccionar ya que se trata de turbas que se han compuesto para esas acciones.

Minustah.   Dijeron que el Cuerpo de Seguridad de Paz  no  desempeña el papel de proteger a esos ciudadanos que hoy atraviesan por la peor de las situaciones como consecuencia del terremoto de enero.

Explicaron que  a excepción de la República Dominicana, que ya dio el primer picazo para la construcción de una universidad, la ayuda anunciada para la reconstrucción de Haití no ha llegado.

Laroche encabezó una comitiva de inmigrantes haitianos que llevan años residiendo en el país, los cuales demandan que se respeten los derechos laborales de sus connacionales que se han dedicado a los trabajos del campo, la industria azucarera y el sector de la construcción.

De su lado el dirigente de la CASC  anunció que se tiene previsto la construcción de  viviendas con los aportes de la Unión Sindical Obrera de España.

Dijo que  además se coordina con el Instituto de Formación Técnico  Profesional (Infotep) y el Instituto Nacional de Formación Agraria y Social (Infas) preparar un grupo de técnicos para ayudar en la reconstrucción de Haití.

En una conferencia pronunciada en un acto en la CASD, Morel se refirió a los aportes de los haitianos al Estado Dominicano,  y dijo que hay  tanto legal como ilegal más de un millón 600 mil haitianos, “la mayor parte trabaja en el sector de la construcción y en la industria azucarera”.