Haití también tendrá su policía fronteriza

Haití también tendrá su policía fronteriza

SANTO DOMINGO, (EFE).- El jefe de la Policía Nacional de Haití (PNH), Mario Andrésol, confirmó ayer  la próxima creación de la Policía Fronteriza haitiana y dijo que con esta fuerza  “el control de la frontera será mucho más eficaz”.

   Andrésol hizo este anuncio a periodistas tras participar, junto al ministro haitiano de Seguridad Pública, Joseph Eucher-Luc, en una reunión con el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Rafael Radhamés Ramírez Ferreira, con motivo de la visita que una delegación de la PNH realiza a la República Dominicana.

   El responsable policial reconoció las dificultades para el control policial de la frontera entre ambos países, una franja de 400 kilómetros de longitud considerada zona de contrabando de mercancías, armas y drogas, así como de tránsito ilegal de inmigrantes.

   “Efectivamente, como no tenemos estructuras muy sólidas para controlar la zona fronteriza, la Misión de Naciones Unidas para la estabilización de Haití (Minustah) ayuda a la Policía Nacional de Haití”, en este cometido, a la espera de que “nosotros podamos instalar la Policía Fronteriza Haitiana”, explicó.

   El responsable policial recordó la reunión entre la PNH y la Policía Nacional y la Armada dominicana, que tuvo lugar recientemente en Jimaní (suroeste) para tratar este asunto, y se mostró convencido de que “en los próximos años o meses”, existirá la Policía Fronteriza.

CESFRONT EN RD

El 27 de septiembre pasado inició sus operaciones  en la frontera por Dajabón, el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza  (Cesfront), organismo de la Secretaría de las Fuerzas Armadas (FFAA) creado por decreto para evitar el tráfico de armas, drogas, mercancías e indocumentados.

Este cuerpo está integrado por fuerzas  combinadas de la Marina de Guerra, Fuerza Aérea y el Ejército Nacional.

Su director es el mayor general Adriano Silverio Rodríguez, quien ha informado que de los 500 soldados que integran el Cesfront, 250 estarán exclusivamente en la provincia de Dajabón y los demás diseminados en todas las zonas priorizadas conocidas como puntos vulnerables para el tráfico de drogas, armas y contrabando de mercancía y de personas.

Cuentan con armas modernas, entre ellas pistolas y escopetas.

 Los miembros del Cesfront  reciben instrucción en la Base Aérea de San Isidro, donde son entrenados en el aspectos físico para adecuarlos a zonas fuertes como la frontera, adiestramiento en el ámbito aduanal, migratorio, armas de fuego, reglamentación relativa a la droga y derecho internacional y humanitario.