Guido Gómez cuestiona arrendamiento del Agua y Luz

Guido Gómez cuestiona arrendamiento del Agua y Luz

El doctor Guido Gómez Mazara afirmó ayer que la entrega mediante contrato de arrendamiento del Teatro Agua y Luz a una compañía relacionada con Miguel Vargas Maldonado revela el uso comercial que el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) le da a la organización.

Para el abogado y dirigente del PRD no tiene precedentes en la vida partidaria que la persona de mayor jerarquía institucional de una organización opositora participe en concursos o licitaciones por vía de sus empresas, obteniendo reiteradamente ventajas inimaginables para cualquier competidor que en buen derecho aspire a conquistar una relación empresarial con el Estado.

Gómez Mazara señaló que la compañía Consultoría Astur, S.A. consiguió arrendar por 25 años los terrenos del Teatro Agua y Luz a cuotas mensuales de 5,000 dólares y cotractualmente poseer la capacidad de subarrendar o ceder las dependencias del teatro, recibir exenciones o incentivos fiscales, capacidad para negociar con socios offshore y obtener licencias para un casino.

Definió como una triste mascarada de Corphotels la estructuración de un modelo de licitación donde en el orden práctico sólo participó una empresa y la calificación de arrendamiento termina siendo una concesión que desnaturaliza la Ley 340-06 porque no se obtiene el consentimiento del Consejo de Directores del organismo, establecido como obligatoriedad en el artículo 4 de la Ley 542-69.
Afirmó que es insólito consignar un monto de beneficios de un 95% para la empresa contratante y 5% para el Estado.

Gómez Mazara sostiene que las actuaciones en el marco empresarial no tienen ningún tipo de impugnación si se desarrollan al margen de una responsabilidad partidaria. En este caso, indicó, ha sido una estrategia concebida desde el PLD para anestesiar y/o disminuir las actuaciones de una organización históricamente asociada a los sectores populares y democráticos.

Afirmó que no se opone a que, sin importar la militancia partidaria, los profesionales participen en obras y concursos con entidades estatales. Lo que está moral y éticamente vedado, apuntó, es que las autoridades de cualquier organización establezcan relaciones de negocios para inhabilitar la oposición.

El contrato. La compañía Astur invertirá RD$1,276 millones 995 mil 872 en dos etapas. En la primera se reconstruirá el teatro y se construirán un casino y el parqueo. En la segunda se levantarán un hotel de 85 habitaciones, una plaza comercial, más parqueos y un área verde.