Guerrilla no da tregua en Bagdad

Guerrilla no da tregua en Bagdad

BAGDAD (AFP).- La guerrilla lanzó este jueves una serie de ataques coordinados en Bagdad, donde varios obuses fueron lanzados, algunos en dirección del Cuartel general estadounidense, la embajada de Turquía y el Hotel Sheraton, mientras que un soldado norteamericano murió al estallar una bomba.

Estos ataques, que se concretaron en un intervalo de dos horas temprano por la mañana, constituyen la acción más organizada de la guerrilla antiestadounidense desde que el depuesto presidente iraquí Saddam Hussein fue capturado el 13 de diciembre. Sin embargo no impidieron a la población continuar este jueves con sus ocupaciones.

Un policía perdió la mano y otros dos resultaron heridos por la explosión de una bomba en una gran avenida de Bagdad. Al menos tres personas con heridas leves fueron atendidas en dos hospitales de la capital.

Cuatro cohetes fueron lanzados contra el cuartel general estadounidense, sin provocar víctimas, indicó a la AFP un oficial estadounidense. Los proyectiles cayeron entre las 06H00 locales (03H00 GMT) y 08H00 (05H00 GMT) en el interior de la «zona verde», precisó un oficial que pidió el anonimato.

En el barrio de Waziriya (norte), un cohete fue lanzado contra la embajada turca. El proyectil provocó escasos daños a un muro de la embajada, indicó un diplomático turco. Pocas horas después un artefacto explosivo fue encontrado a 200 metros de la cancillería turca, según la policía que cerró la zona para permitir que los artificieros desactivasen la carga, constató un periodista de la AFP.

En Ankara, un responsable afirmó que la embajada turca fue alcanzada por un obús, pero no señaló víctimas.

El jueves por la mañana un obús alcanzó una casa situada a unos metros de la embajada de Alemania en Karrada (centro), causando daños en una oficina comercial.

El miércoles por la noche una serie de cohetes fue lanzada contra la embajada de Irán en Salihiya, no muy lejos del cuartel general estadounidense en el centro de Bagdad. «Un solo cohete cayó en la embajada», declaró a la AFP el teniente de la policía iraquí Mokdam Al Azzaui, encargado de la protección de la representación diplomática.

El Hotel Sheraton, donde se alojan periodistas y hombres de negocios occidentales, fue blanco de disparos de cohetes el miércoles al anochecer y el jueves de mañana, que cayeron respectivamente en el 20º y el 8º piso, según empleados del hotel.

Un periodista de la AFP constató el jueves un rastro de impacto en el 8º piso, y el vestíbulo y los pisos superiores estaban cubiertos de vidrios rotos.

«Es la tercera vez (que el perímetro del Sheraton es alcanzado). El buen sentido nos incita a partir», declaró a la AFP un empleado de seguridad de la BBC, Peter Davis, que se preparaba para abandonar el hotel con su maleta.

Otro cohete atravesó el jueves de mañana un departamento del tercer piso de un bloque de edificios frente al hotel, dijo a la AFP el propietario del departamento, Zayd Al Jalil.

El obús atravesó el dormitorio donde Jalil dormía con su esposa, quien sufrió una herida leve en una mano.

Una garita de guardia del ministerio de Petróleo fue ametrallada este jueves por la mañana, pero los disparos no dejaron víctimas, según los guardias del edificio.

El miércoles al anochecer, un soldado norteamericano de la 1ª división blindada murió al estallar un artefacto artesanal en Bagdad, según una portavoz estadounidense, llevando a 205 el número de GI’s muertos desde el pasado 1º de mayo.