Gripe aviaria avanza Turquía

Gripe aviaria avanza Turquía

DOGUBEYAZIT, Turquía,  (AFP) –  Las autoridades turcas confirmaron el martes el caso número 15 de contagio humano del virus de la gripe aviaria, que causó ya dos muertos en el país y por lo que se están sacrificando a miles de aves para tratar de erradicar la enfermedad antes de que siga propagándose.

Turquía es el primer país afectado por la forma humana de la enfermedad fuera del sudeste asiático, donde ya hay 74 muertos por gripe aviaria.

El martes, primer día de la fiesta musulmana del Sacrificio, la más importante del calendario islámico, el ministero de Salud turco confirmó que una mujer de la localidad de Sivas (centro-este), identificada como Gülten Yesilirmak, estaba infectada con la variante H5N1 del virus, que puede provocar la muerte de humanos.

Se encuentra “estable”, precisó a continuación la misma fuente.

Las autoridades temen que la enfermedad provoque nuevos fallecimientos, ya que 13 personas están ingresadas en diversos hospitales por todo el país.

Según la cadena de televisión de información continua CNN-Turk, la mujer infectada, madre de dos niños, reconoció que había estado en contacto directo con un pollo enfermo. Es el segundo adulto de los 13 casos confirmados, ya que los otros son niños o adolescentes hospitalizados en Ankara, Samsún (noreste) y Van (este).

Sus dos hijos fueron puestos bajo observación para determinar si también están contagiados, añadió CNN-Turk.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quiso tranquilizar a la opinión pública y afirmó el martes en una conferencia de prensa en la capital, Ankara, que la situación estaba “enteramente bajo control”. 

“Por desgracia, ha habido momentos de pánico, lo que provocó la impresión de que Turquía tardaba en reaccionar y no estaba preparada”, lamentó.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, OMS, señaló que no había constatado por el momento ningún caso de transmisión de la gripe aviaria de hombre a hombre ya que todos los enfermos fueron contagiados directamente por aves.

“No tenemos hasta el día de hoy ningún elemento que apoye la tesis de la transmisión de hombre a hombre, pero todo esto es preliminar”, declaró el martes el jefe de la delegación de expertos en Turquía, el doctor Guenaël Rodier, en una conferencia telefónica desde Ankara.

Turquía sacrificó unas 306.000 aves desde finales de diciembre en 15 provincias (del total de 81 con que cuenta el país) en el este, el centro, el sudeste y el noroeste, donde se detectó el virus, precisó el ministerio de Agricultura, que continuará aplicando esta medida.

Varios hospitales del centro, el noroeste y el oeste del país examinan una docena de casos sospechosos de infección, informó la agencia semioficial Anatolia. En el caso de que dieran positivo, se marcaría un nuevo avance de la progresión del virus desde las zonas rurales y pobres del este hacia las regiones occidentales industrializadas, fronterizas con Europa.

El lunes, un responsable local anunció que el virus había sido identificado en pájaros de Kusadasi, estación balnearia turística al sur de Izmir, frente a la isla griega de Samos.

Kasadasi está situada a 1.650 kilómetros de Dogubeyazit, aldea del extremo este donde aparecieron los primeros casos de gripe aviaria a principios de enero, que causó la muerte a dos hermanos. Un tercer niño de la misma familia también falleció, pero los primeros tests no dieron positivo a la presencia del virus.

En Estambul, la metrópoli que se encuentra a las puertas de Europa, se detectó el virus en pájaros muertos, pero las pruebas realizadas en 12 casos humanos sospechosos dieron negativo.

Los especialistas alentaron a la población a no transportar animales con motivo de la fiesta del Sacrificio, lo que podría propagar la enfermedad por el país.

Tradicionalmente, cientos de miles de corderos, vacas y toros son trasladados desde las zonas rurales hasta las grandes ciudades donde se procede al sacrificio. El ganado y los corderos pueden llevar el virus en la piel o las patas si han estado en contacto con aves infectados.