Gobierno responderá petición Anadegas

Gobierno responderá petición Anadegas

POR LUIS M. CARDENAS
El gobierno dijo ayer que en un plazo de nueve días responderá los reclamos que hace la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (Anadegas) en torno a la comercialización de los combustibles.

Luego de una reunión en el Palacio Nacional entre el presidente de Anadegas, Juan Ignacio Espaillat, y los secretarios de la Presidencia, Administrativo de la Presidencia y de Trabajo, el primero declaró que ponderaron la situación del sector de los combustibles, el mercado y los clientes que son afectados.

Explicó que los funcionarios prometieron que estudiarán la problemática y que en nueve días volverán a sostener un nuevo encuentro para dar a conocer el parecer y la decisión del gobierno frente a los temas planteados.

Espaillat dijo que hubo identificación en la generalidad de los planteamientos que les hicieron a los funcionarios sobre los parámetros causantes de la descomposición del mercado.

Explicó que la posición de Anadegas, de abstenerse de recibir combustibles, fue adoptada por la asamblea general extraordinaria, pero que hay una asamblea convocada para hoy, y que como presidente no tiene  potestad de variar la decisión, y que la decisión que el sector tomó se mantiene.

Sin embargo, manifestó que llevará los resultados de la reunión de Palacio a la asamblea para que ésta decida el orden  de las cosas, y aclaró que no llevan ninguna solución específica, sino la promesa de que en nueve días volverán a reunirse.

“Nosotros estamos vendiendo con normalidad, seguimos vendiendo al público; lo que no estamos es recibiendo”, dijo Espaillat.

Dijo que los funcionarios no les hicieron propuestas, sino que escucharon, ponderaron,  identificaron las situaciones y que no hubo propuestas.

Informó que la asamblea de Anadegas  se efectuará a las 3:00 de la tarde y se tomará una decisión sobre lo tratado con la comisión creada por el presidente Leonel Fernández, pero que irán a la asamblea para solidificar al sector.

Indicó que el gobierno ha  prestigiado el problema nombrando una comisión de tres secretarios de Estado, aunque no ha dado solución a la problemática. Reiteró que la decisión de no recibir combustibles es la que adoptó la asamblea del 25 de febrero, y que la asamblea general extraordinaria tiene poder para todo.

Consideró la reunión como muy cordial, hubo un diálogo franco, abierto.

SECRETARIO DE TRABAJO

El secretario de Trabajo, José Ramón Fadul, dijo que el gobierno está interesado en buscar solución al problema presentado por Anadegas, pero que deben escuchar los demás sectores, y aclaró que hay intereses económicos muy poderosos.

Manifestó que la ciudadanía no puede sufrir por un problema de actitudes entre las partes, y dijo esperar que la sensatez prevalezca y Anadegas deponga esa actitud hasta que le den respuesta del pedido que hace.

El secretario de Trabajo, José Ramón Fadul, dijo que las demandas son justas y dentro del campo democrático y legal, pero que hay que ver cómo la ven las otras partes porque son intereses encontrados.

Dijo que la comisión fue nombrada  a pedido del presidente de la República, integrada por Danilo Medina, Luis Manuel Bonetti para tratar el caso de Anadegas.

Dijo que Anadegas tiene una serie de planteamientos, puntos que atacan el problema de raíz y que le van a dar respuestas en nueve días, porque hay que consultar a otros sectores.

Expresó que el de Anadegas no es un problema con el gobierno, sino entre sectores particulares, y que el gobierno es un regulador en este caso. Sin embargo, prometió que consultará las partes a fin de llegar a acuerdos que sean de beneficiosos para Anadegas.