Gobierno empezará el año sin un nuevo presupuesto

Gobierno empezará el año sin un nuevo presupuesto

El gobierno empezará el nuevo año sin un nuevo presupuesto.

Esta no es sólo la percepción de los agentes económicos privados, sino también la de altos funcionarios del gobierno.

El propio director de la Oficina Nacional de Presupuesto, Ernesto Pérez Cuevas, afirmó ayer, al participar en el programa matinal que dirige Julio Hazim, que esperaba que el presupuesto fuera aprobado por el Congreso Nacional antes de finalizar el mes de enero del 2004.

El inicio del nuevo año sin un nuevo presupuesto aprobado, retrasará el desembolso de los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual deterioraría aún más el clima de incertidumbre sobre el futuro inmediato de la economía dominicana y el riesgo de que se produzca un cese de pagos de la deuda externa.

El FMI ya se puso de acuerdo con el gobierno sobre los números para cuadrar el presupuesto. Ahora está en manos del gobierno que el presupuesto sea aprobada con las fuentes de ingresos que lo sustenten, y que las figuras impositivas que se establezcan

generen los recursos que permitan cumplir los topes acordados en el marco del nuevo acuerdo stand by pactado.

Entre los impuestos que sustentarían al presupuesto están el 2 por ciento a las importaciones, el 5 por ciento a las exportaciones, un incremento de los impuestos selectivos al consumo. Además, la viabilidad del presupuesto está sustentado en significativos incrementos de la tarifa eléctrica.

Representantes de diferentes sectores han objetado los nuevos impuestos porque entienden que impedirían que la economía supere el proceso recesivo en que actualmente se encuentra.

Incluso, hay quienes consideran que aún cuando fueran aprobados los señalados impuestos, no parece viable que el presupuesto de 120 mil millones de pesos pueda ser cumplido por considerar que ese monto es muy difícil de alcanzar en una economía en recesión.

Para la aprobación del presupuesto, se ha presentado adicionalmente un conflicto con la Cámara de Diputados, que aspira a un mayor presupuesto del que le fue asignado en el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo.

La comunidad financiera internacional está muy atento a lo que suceda con el presupuesto, en el entendido de que un retraso en su aprobación, retrasaría también los desembolsos del FMI, y podría hacer caer a la República Dominicana en incumplimiento del pago de la deuda externa.