García y Flores irán a diálogo

García y Flores irán a diálogo

LIMA (AFP).- La guerra de nervios entre los candidatos presidenciales Alan García y Lourdes Flores por su pasaje a una segunda vuelta electoral ha sido reemplazada por el diálogo de cara a una eventual estrategia común para enfrentar al vencedor de la primera vuelta: el nacionalista Ollanta Humala.

La incertidumbre, no obstante, sobre quién será finalista se prolongó este domingo al acortarse a 95.119 votos la ventaja de García (socialdemócrata) sobre Flores (derecha), según el último reporte oficial electoral. La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) informó que —escrutados 89,481% de los votos— Humala, de Unión por el Perú, obtiene 30,900%, seguido de García (24,383%) y Flores (23,531%).

Flores redujo a 0,852 puntos porcentuales la distancia que lo separa del ex presidente García. Entre sábado y domingo, la candidata conservadora sumó 12.600 votos más que su rival, según el conteo oficial.

La lentitud del conteo oficial de los comicios del 9 de abril desató una  guerra verbal entre representantes de ambos grupos, cada cual atribuyéndose la victoria y poniendo una cuota de dramatismo a la indefinición.

Los primeros pasos para una reconciliación ocurrieron el fin de semana, cuando García y Flores extendieron una rama de olivo señalando que respetarán el resultado.

Previamente García, ex presidente peruano entre 1985-90, envió señales de distensión al desistir de impugnar los votos de los peruanos en el exterior, que favorecen ampliamente a Flores. El objetivo es calmar los ánimos, en un contexto donde el uno puede requerir el apoyo del otro a la hora decisiva de la segunda vuelta.

El secretario general de la Alianza Popular Revolucionaria Amerciana (APRA), concilió posiciones con Xavier Barrón, congresista de la derechista alianza Unidad Nacional y brazo derecho de Flores, durante una entrevista radial.