Gabinete está compuesto casi todo por PLD

Gabinete está compuesto casi todo por PLD

POR MARIEN A. CAPITAN
El gabinete designado por el presidente Leonel Fernández Reyna está formado casi exclusivamente por miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), contradiciendo la propuesta de unidad nacional que enunció en su discurso ante la Asamblea Nacional, afirmaron ayer tres intelectuales entrevistados por este diario.

Pedro Catrain, Roberto Cassá y Rosario Espinal, consideraron, además que el discurso de Fernández fue positivo y trató los problemas más importantes que aquejan a la población.

Al ser consultados por separado, los académicos coincidieron en que hay que esperar de qué manera Fernández conseguirá materializar sus propuestas para salir de la crisis. Además, afirmaron que la elección del nuevo procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito; y del secretario de Medio Ambiente, Max Puig, fueron las más atinadas.

CATRAIN: OPTIMISMO PRUDENTE

Definiéndolo como un discurso de oratoria elegante, Catrain dijo que Fernández trató los puntos fundamentales de la crisis. Pese a ello, cree que hay que tener un optimismo prudente para ver cómo ese discurso compagina con la realidad.

Respecto a los aspectos positivos, Catrain destacó la política contra la corrupción: que no va a haber borrón y cuenta nueva y que la gestión se manejará con transparencia.

En cuanto a los nuevos funcionarios, Catrain entiende que no hubo un gran acierto porque el partido copa los principales cargos. «Ese hecho contradice un poco el gobierno de unidad nacional que plantea en su discurso de toma de posesión el Presidente».

Al hablar de Puig, secretario de Medio Ambiente, Catrain aseguró que hará una mejor gestión que la que pasó puesto que, en lugar de depredar, se dedicará a preservar.

Posteriormente Catrain lamentó que «la mayoría de los cargos se reiteran» y tienen un estilo tradicional que eso contradice con la modernización que propone Fernández.

Uno de esos casos, subrayó, es el de Carlos Morales Troncoso, una figura «conservadora y sin capacidad de modernización en el Estado», que «va a llevar todo lo que es el clientelismo político de un partido reformista agonizante al nuevo gobierno».

CASSA: PROPUESTAS INDEFINIDAS

Apuntando que el discurso atiende a los problemas que arropan a la población, Cassá sostuvo que anunció medidas necesarias. Estas medidas, sin embargo, le parecen indefinidas.

«Todavía no permiten visualizar suficientemente la dirección que va a tomar el gobierno. Pienso que habrá que esperar medidas más concretas que complementen y, sobre todo, operativicen los anuncios hechos por el presidente Fernández».

Lo más positivo del discurso fue, a su juicio, la idea de que el país no tolera más el tipo de conducción política que ha habido. En cuanto a los cambios, Cassá se muestra escéptico.

Al tocar el tema de las designaciones, Cassá explicó que, salvo algunas excepciones, no se corresponden con la tónica principal del discurso, la de una unidad nacional. «No hay, prácticamente, nadie independiente; no hay figuras, salvo muy pocos casos, que puedan distinguirse por elevados estándares de calificación profesional».

Para Cassá hay otra incongruencia: «no hay una representación que se corresponda con los propósitos de moralización enunciados en el discurso, de manera que encuentro cierta incongruencia entre la letra del discurso y la designación del gabinete».

Por otro lado, Cassá dijo que «por desgracia» el gabinete apunta a una redición del gobierno anterior del PLD. Ese gobierno, recordó, no llenó las expectativas de la población. «Ese gobierno tuvo grandes baches y grandes vacíos en cuanto a las expectativas y en cuanto a las responsabilidades que ellos, históricamente, debieron haber llenado».

ESPINAL: APLAUDE AUSTERIDAD

Afirmando que el discurso fue muy bueno en el aspecto institucional porque habló de la necesidad de reforzar la democracia, Espinal destacó las medidas de austeridad. «Pienso que es importante que se eviten los excesos en el gasto público. Es bueno el llamado que hace y ojalá que se cumpla».

Después de indicar que otro punto positivo fue el mensaje de optimismo que pronunció, Espinal cree que también es importante que el Presidente haya mencionado la necesidad de luchar en contra de la corrupción.

Pasando a lo que no le gustó del discurso, Espinal criticó el que Fernández haya hablado de subsidios focalizados. «Me preocupan la política de combate a la pobreza que se concentra en subsidios muy focalizados porque realmente no combaten la pobreza. El gobierno debe pensar más extensamente sobre cómo va a abordar el problema».

Dicho esto, Espinal expresó que esperaba que el Presidente ilustrara un poco más acerca de lo que hará en materia de políticas públicas, sobre todo en las áreas de salud y transporte.

La elección del gabinete, finalmente, le parece demasiado partidaria. «Este es fundamentalmente un gabinete de partidos. Eso tiene la limitación de que no se muestra una apertura más amplia de sectores de la sociedad que podrían darle al gabinete un sentido de mayor apertura y modernización», acotó.