Fundación Privada Vida y Esperanza,  una institución con vocación de servicio comunitario

Fundación Privada Vida y Esperanza,  una institución con vocación de servicio comunitario

Luego de haber conocido  el país por  los años 80 e involucrarse con la sociedad dominicana directa e indirectamente  a través de sus labores industriales, al dejar la isla, la familia Miret de Vilafranca  decide crear en Barcelona, España, la Fundación Privada Vida y Esperanza para, desde allá, ayudar a personas de escasos recursos.

La misión de la institución  desde su nacimiento es asistir  a quienes les   soliciten  ayuda. Por eso, con la filosofía de que la pobreza no es eterna, ya que  con ayuda y esfuerzo se puede salir de ella, decidieron continuar relacionados con los dominicanos y auspiciarles  programas de asistencia a través de la Fundación Privada Vida y Esperanza.

Para hablar de los programas que desarrolla la entidad en el país desde el  2002, cuando es instituida aquí, mediante el decreto 871-2, visitaron la redacción de ¡Vivir! Elsa Hernández y Altagracia Delgado,  directora ejecutiva y miembro, respectivamente, del patronato local de la Fundación Privada Vida y Esperanza.

Esta fundación, que opera en la calle 4, esquina 9 del ensanche Isabelita de la Zona Oriental, tiene como misión contribuir con el desarrollo socioeconómico de la poblaciones desfavorecida de la sociedad dominicana, a través de la ejecución de programas y proyectos en áreas como la salud, educación, alimentación, capacitación y el micro crédito, explicaron Elsa Hernández y Altagracia Delgado.

Su programa brinda asistencia a niños, niñas, adolescentes,   ancianos y personas con discapacidades   de escasos recursos, a quienes facilita alimentos, medicamentos y asistencia médica de manera gratuita, según explicaron a ¡Vivir!, especificando que desde su creación, la entidad ha beneficiado en el país a más de 60 mil personas.

Los gastos de  esta institución ascienden a los 12 millones de pesos, por lo que apelaron a la sensibilidad de los dominicanos, exhortándeles a que  se interesen en contribuir para que los programas de ayuda que desarrollan puedan ser ampliados. El e-mail de la fundación es el fundaciónvidayesperanazadom.@gmail.com

Operativos médicos

Tres veces al año viene al país el cirujano ortopeda Fernando  Fonseca, quien realiza decenas de cirugías gratuitas a las personas previamente identificadas.

Zoom

El patronato local

De la Fundación

A través de éste se realizan, además de la ortopedia, cirugías que van desde glaucoma y cataratas. Estas intervenciones se hacen en la Plaza de la Salud, el hospital Darío Contreras y  el hospital Elías Santana en los Alcarrizos, con quienes tienen acuerdos en conjunto para ayudar.

En el local de la fundación cuentan con departamento de fisioterapia y  un taller de ortopedia, donde, según cuentan, los problemas que más atienden son los de niños, niñas y adolescentes con discapacidades.

Antecedentes

En el 2000

En Barcelona, España

Surgió la Fundación Privada Vida y Esperanza, y luego en el  2002, empezó en  República Dominicana. La iniciativa provino de la familia Miret Vilafranca,  compuesta por cuatro hermanos interesados en el país.