Funcionarios minimizan denuncias del PRD

Funcionarios minimizan denuncias del PRD

POR SORANGE BATISTA
El Procurador General de la República, doctor Radhamés Jiménez Peña, calificó como “politiquería” la denuncia del presidente del PRD en el sentido de que el Presidente Leonel Fernández  diligenció  y obtuvo préstamos superiores a los 130  millones de dólares, sin la aprobación del Congreso Nacional.

Por su parte, el titular de la Dirección de Persecución de la Corrupción Administrativa (DPCA), Octavio Líster,  dijo que no califica la denuncia de ninguna forma, aunque entiende que por la forma en que fue hecha adquirió un carácter político.

De acuerdo con la denuncia del PRD,  el 12 de mayo del 2006 el primer mandatario otorgó poderes al director de la Oficina de Ingenieros  y Supervisores de Obras del Estado, Félix Bautista, para que emitiera deuda pública externa representada por 19 pagares.

Cuestionado sobre el particular, Jiménez Peña se limitó a responder “son politiquerías, polítiquería”.

En tanto que Líster consideró que “si la denuncia fuera seria y se hubiese tenido la intención y el interés de que se investigue a profundidad no debió hacerse una rueda de prensa como queriendo hacerlo público porque asume una posición política entonces viene la respuesta política”, explicó.

Manifestó que como director de un departamento especializado no quiere quedar atrapado en consideraciones de tipo político “por eso no la calificamos de ninguna forma”, subrayó.

 Exhortó a que cualquier ciudadano que entienda que se ha cometido algún acto de corrupción y tenga pruebas que avalen su denuncia,  puede llegar a su  despacho para los fines correspondientes.

MP PEDIRÁ 30 AÑOS

En relación al asesinato de la joven Engeli María Gonzáles  por parte del teniente retirado del Ejército Nacional Rafael Santiago García, Jiménez Peña dijo que instruyó al fiscal del Distrito Nacional, doctor José Manuel Hernández Peguero, para que solicite la imposición de 30 años de prisión contra el homicida.

Consideró que la justicia tiene que dar un duro ejemplo con el oficial retirado, para que hechos de esa naturaleza no se repitan.

“En lo que a mí se refiere impartí instrucciones precisas al fiscal Hernéndez Peguero para que solicite la imposición de la pena máxima que es de 30 años de prisión”, puntualizó.