Fuerzas especiales británicas en Atenas
ante amenaza terrorista

Fuerzas especiales británicas en Atenas<BR> ante amenaza terrorista

Londres, (EFE).- El Reino Unido ha enviado cuerpos de elite a Atenas para proteger a los atletas británicos y asesorar a las fuerzas de seguridad griegas ante un posible atentado durante los Juegos Olímpicos, publica hoy «The Sunday Telegraph».

Dos equipos, integrados por seis hombres cada uno, de las unidades antiterroristas del famoso cuerpo de elite SAS (Special Air Service) y su equivalente marítimo SBS (Special Boat Service) se encuentran en la capital griega.

Según el diario, que cita como fuente a un alto funcionario del Ministerio de Defensa británico, los efectivos del SAS y el SBS han asesorado al Ejército y la Armada griegos ante un eventual atentado de la red terrorista Al Qaeda.

«El SBS y el SAS están en Atenas en capacidad de asesoramiento. Fueron invitados por el Gobierno griego por sus conocimientos antiterroristas», declaró el alto funcionario de Defensa.

«Llevan allí seis semanas supervisando los preparativos de los Juegos Olímpicos y aconsejando a las autoridades griegas cuando y donde es necesario», puntualizó la misma fuente.

De acuerdo con el periódico, los militares británicos viajaron a Atenas tras los temores expresados por el Reino Unido y Estados Unidos sobre la posibilidad de que Al Qaeda intente perturbar el desarrollo de los Juegos, que se inaugura el próximo día 13.

Los equipos del SAS y el SBS son -dice el periódico- las «únicas fuerzas especiales extranjeras» requeridas por el Gobierno de Grecia.

Esos efectivos permanecerán en territorio griego hasta la clausura de los Juegos, el 29 de agosto, y sus operaciones serán coordinadas por el servicio de espionaje exterior británico MI6 desde la Embajada del Reino Unido en Atenas.

El SBS, considerado la mejor fuerza antiterrorista marítima del mundo, se halla oficialmente en Grecia en misión de «asesoramiento», aunque el «Telegraph» asegura que posee material necesario, incluidas armas, para abortar un posible ataque contra el puerto de El Pireo.

En caso de un atentado, indicó la citada fuente, «dependerá de las autoridades el decidir si quieren utilizar cualquier servicio británico».

Las fuerzas de seguridad estiman que los atletas británicos y estadounidenses corren el mayor riesgo de atentado, si bien deportistas de otros países de la OTAN o con tropas desplegadas en Irak también podrían ser objeto de un ataque terrorista. EFE