Freestyle motocross un
desafío a la gravedad

Freestyle motocross un<BR> desafío a la gravedad

Una  cuenta regresiva, el encendido de las luces y el ronronear de las motos, marcaron el inicio de lo  que sería una noche cargada de riesgos, adrenalina y grandes desafíos.

A las 8:30 de la noche del sábado pasado, ocho grandes exponentes del freestyle motocross, una de las modalidades más excitantes y arriesgadas de los deportes extremos, salieron a la arena en que fue convertido el Estadio Olímpico Félix Sánchez.

En apenas unos minutos de calentamiento, los pilotos  dieron una probadita de lo que las 30,000 personas podían esperar en el transcurso de este espectáculo, patrocinado por Distribuidora Corripio, entre otras empresas.

Los pilotos estadounidenses Mike Meztgler, Jimmy Fitzpatrick, Matt Buyton, Nick Dunne, Dan Pastor, Taylor Sterner y Scotty Stephens (quien luego se retiró porque se fracturó  una muñeca) y el japonés Takayuki Higashino, provocaron expresiones de admiración y asombro cuando ejecutaron sus rutinas,  que incluyeron impresionantes saltos (de hasta 35 pies de altura) y acrobacias con los cuales desafiaban a las leyes de la gravedad.

Desde tres inmensos montículos y cuatro rampas, cada uno de estos osados pilotos ejecutó saltos como el “Superman indian air”, el “Cristóbal Colón” (que consiste en, estando   en el aire, poner una rodilla en el timón de su moto y con un dedo señalar hacia el horizonte), “Big Air”, “360whip”, “no hander backflip”, Backflip, “Doble backflip”, “Underflip”, “Frontflip” y “Non flip”, entre otros.

Con estos saltos, los motociclistas provocaron que el público detuviera la respiración y colocara sus manos en la cabeza, como si no creyera lo  que sus ojos veían.

Durante las dos horas y media que dura el espectáculo, el público aplaudió a rabiar las destrezas de Taka y las de Meztgler, a quien llaman el “Padrino del Freestyle”, quien en una ocasión hasta se recostó de su moto, con sus manos detrás de  la cabeza. Él hizo el mejor “Whi”, técnica que consiste  en  manejar la moto  hacia un lado.

El final

Para terminar, cinco pilotos seleccionados por aplausos mostraron lo mejor de su repertorio,  los dos restantes se les unieron para una última exhibición, que incluyó  hacer acrobacias uno tras  otro desde las rampas.

Zoom

Taka, el ídolo

El piloto japonés de inmediato conectó con el público. Y es que este joven hizo unos saltos tan osados como separarse de la moto y dar vueltas en el aire, entre otros.

Premios

En dos ocasiones, la fanaticada lo premió como el mejor “non flip” y como el ganador del “Xtreme Air”.

Simpático

Taka, cuyo nombre hasta el público vociferó a todo pulmón en una ocasión, se mostró encantador con sus seguidores. El piloto japonés se tomó fotos con los que estaban más próximos a la pista y firmó autógrafos.

Las claves

1. Herido 

A los pocos minutos de iniciar su exhibición, el piloto estadounidense Scotty Stephens, de 23 años, se cayó de su moto y dio en el pavimento. Hubo quienes pensaron que el desenlace había sido fatal.

2. Lesión

Esta caída le provocó al joven, que ya se ha roto 19 huesos, una fractura en su muñeca derecha. Luego fue trasladado a Corazones Unidos.